Su participación en los últimos tests de Montmeló aún no está confirmada
El nuevo monoplaza de HRT ha superado ya todos los crash-tests de la FIA, por lo que ya está homologado para competir esta temporada. La presencia de la escudería en los últimos entrenamientos del Circuit de Catalunya no es segura, aunque el equipo desea rodar a partir del 3 de marzo.
El nuevo chasis de HRT, denominado F112, se sometió de nuevo ayer a los crash-tests de la FIA con tal de poder certificar que cumple con los requisitos de seguridad reglamentarios marcados por la institución presidida por Jean Todt.


Según fuentes del equipo, la formación dirigida por Luís Pérez-Sala ha superado dichas pruebas y ya ha obtenido la homologación de la FIA, por lo que su nuevo monoplaza podría tomar parte en los entrenamientos de pretemporada, además de, por supuesto, en los Grandes Premios.


Pese a que el F112 podría rodar en los últimos tests de Montmeló (del 1 al 5 de marzo), su presencia en los mismos no es segura. El equipo reconoce que es "complicado" que el debut ocurra los días 1 y 2 de marzo y es más probable que el nuevo monoplaza ruede a partir del día 3.


"Hasta el lunes o martes de la semana que viene no sabremos cuál es el plan de trabajo", asegura la fuente. "Nuestro equipo humano está trabajando las 24 horas del día para poder llegar a tiempo"


Por Martí Muñoz y Ana Zoe Marí