Llega un tipo a un restaurante lujosísimo con una mujer impresionante y una gallina.


-¿Mesa para dos..?
-Para tres, la gallina viene conmigo
El metre se queda sorprendido, pero le da la mesa, se sientan y el camarero pregunta:
-Señor, ¿algo de tomar?
-A mi tráeme una copa de cognac, a la Srita. un vermut, y a la gallina cien litros de cerveza.
El camarero se queda desconcertado, pero le lleva lo que pide, y ya sabes, el tipo su copita, la mujer su copita y la gallina como loca con los cien litros de cerveza. Después el camarero pregunta:
-Señor, ¿algúna entrada en especial?
-Si por favor, a mi me traes una selección de quesos, a la Srita. una ensalada César y a la gallina 150 platos de fabada.
El camarero se queda pasmado de nuevo, pero les lleva todo...
-Señor, ¿desea algo de segundo?
-Si, a mi me traes por favor un filete a la pimienta, a la Srita. un spaguetti y a la gallina pingüino 200 filetes de solomillo.
Ahora el camarero si estaba sorprendido. Minutos más tarde pregunta:
-Disculpe Señor que lo moleste, pero todo mundo esta atónito, ¿que pasa con la gallina?
-¡Ah!, ok... mira.., hace una semana iba yo caminando por la playa y sin querer pateé una lámpara y resultó que era mágica; total que me sale el genio y me dice, te voy a conceder 3 deseos, y pues como ves le pedí todo el dinero del mundo, así que para pagar una cuenta como esta, pues no tengo ningún problema. Mi segundo deseo como puedes ver, fue tener a la mujer más hermosa, buena, sumisa, degenerada, guapa, cachonda, y vela... aquí la tengo...
-Sí eso lo veo, ¿pero y el 3ro?
-Pues el tercero fue que me diera una polla insaciable, ¡y me dió a esta gallina!