Encuentro con Ferrari y el Banco Santander en el circuito del Jarama
El circuito de Jarama es hoy escenario de encuentro entre Fernando Alonso, Stefano Comenicali, jefe de equipo de Ferrari, y Juan Manuel Cendonya, director general de Comunicación, Marketing Corporativo y Estudios de Banco Santander con los periodistas, entre los que se encuentra nuestro redactor jefe Cristóbal Rosaleny. Tras la rueda de prensa, los asistentes al evento podrán dar una vuelta como copiloto de Fernando Alonso, e incluso conducir el Ferrari 458 Italia por el mítico trazado madrileño.

Durante la rueda de prensa, Fernando Alonso ha comentado el comienzo de Ferrari en la pretemporada de 2012 y, sobre ello, al asturiano le parece "muy similar a la de los 10 últimos años". Además, también se ha aventurado a decir que "se supone que Red Bull, tras dominar dos años, no estará en la Q2, y Ferrari y McLaren deberían estar ahí", aunque insiste en que "no hay seguridades".

"El empezar bien siempre da cierta calma al equipo y se abordan las cosas con más tranquilidad. Lo contrario añade un poco de presión extra", continúa Alonso. "Si llegamos para ganar, mejor, pero si aún queda progreso por hacer lo importante es que haya variedad de ganadores, como en 2010".

"No creo que Ferrari o yo estemos en una reválida. Igual no gano ningún Mundial más y me iré con la cabeza bien alta", continúa el piloto de Maranello. "Otra cosa es que nos exijamos. Es un año importante, pero por lo que nos exigimos nosotros mismos".

El asturiano también ha hablado sobre la primera tanda de pruebas en Montmeló: "La complejidad hacía que todo fuera más lento. El último día probamos cosas que fueron bien. Pero ni ahora vemos la luz ni antes la oscuridad".

"En algunas cosas tenemos que hacer dobles chequeos. Algunos viernes los tendremos que usar como test porque vamos algo cortos de pruebas", ha añadido Alonso. "Las conclusiones son cero, supercero".

Alonso también hizo hincapié en la edad media de la parrilla de este año, con algunos de los pilotos veteranos fuera de circulación –tales como Barrichello, Trulli o Liuzzi–. Por ello, el asturiano confiesa que "para seguir más allá de 2012 necesitaría estar bien física y mentalmente", aunque es consciente de que "ahora hay que disfrutar, la decisión de seguir o no vendrá sola". Sin embargo, de lo que sí está seguro es de que "no estaría dispuesto a pagar para correr después de ganar dos Mundiales y los sacrificios familiares. Sería impensable". "Al principio, o ganaba o me volvía al colegio, así que tuve que ganar", agrega el piloto español.

Sobre los difusores soplados, Fernando quita hierro: "Supongo que estaba claro lo que podían soplar los escapes, no creo que haya polémica con esto. La ausencia de difusor soplado no beneficia a los mejores pilotos. Al final, lo importante es que al dar gas el coche vaya bien".
Por Ana Zoe Marí