Al presidente de la compañía, Dieter Zetsche, le gustaría contar con el heptacampeón
Michael Schumacher no ha vuelto a pisar un podio desde su retorno a la Fórmula 1, pero esto no parece rebajar su valor como emblema para la marca que le paga, Mercedes. El heptacampeón es tan valioso desde el punto de vista del marketing que la compañía le prefiere 'dentro' aunque no gane carreras.

Dieter Zetsche ha admitido que es probable que Michael Schumacher siga como piloto de Mercedes en 2013. El contrato de tres años de duración que firmó finaliza esta temporada, pero la marca estudia prolongarlo.

Se ha especulado sobre la posibilidad de que Mercedes le haya ofrecido un nuevo contrato de dos años al Kaiser, para 2013 y 2014. Pero Ross Brawn lo ha negado. "No hay ningún contrato en este momento. Pero estamos abiertos", dijo Brawn al Daily Star.

Y es que como señala Dieter Zetsche en Mercedes siguen confiando en Schumacher "él aún es el icono del automovilismo", por ello, la intención de la escudería es negociar con el piloto alemán si mantiene el mismo nivel y continúa existiendo un interés por parte de él de continuar en la F1. "Nos reuniremos durante la temporada y veremos el interés que existe por ambas partes", dijo Zetsche.

Alan Jones, campeón del mundo de 1980, también habló sobre la posible renovación a GMM y comentó que si se lleva a cabo es también por razones puramente financieras. "Si le pagan diez millones lo más probable es que él traiga diez por ser quien es y lo que ha hecho en su carrera", concluye el australiano.
Por Verónica Nogales