Ferrari experimenta con distintos tipos de escapes
En esta última jornada de pruebas en Montmeló también ha reinado el secretismo entre los equipos punteros, sobre todo en las paradas en boxes, donde han protegido con celo las partes más estratégicas de sus monoplazas de miradas indiscretas. En pista, el trabajo aerodinámico y con los distintos compuestos sigue vertebrando los programas de las escuderías, sobre todo en el caso de Ferrari, que sigue experimentando con distintos sistemas de escapes.

FERRARI:
Siguiendo el plan de los días anteriores, los de Maranello continuaron con el trabajo de desarrollo del F2012. El programa del cuarto día estuvo enfocado principalmente a la evaluación de diferentes configuraciones, comparadas al mismo tiempo con los diferentes compuestos de neumáticos disponibles.

Utilizaron los cuatro compuestos de Pirelli P-Zero a lo largo del día, con lo que recabaron mucha información sobre los mismos.

En la sesión vespertina, Felipe Massa completó buenas tandas con tiempos muy consistentes en el vuelta a vuelta. Al final del día acumuló 103 vueltas, con un mejor tiempo de 1'23"563.

La salida de los escapes elegida fue similar a la del día anterior, que encaraba la salida de los gases hacia la parte central de la zona trasera del F2012, y mantuvieron los sensores instalados en la parte trasera:



RED BULL:
Los de Milton Keynes probaron muchos elementos durante este último día en Montmeló. Un total de 85 vueltas pudo realizar Mark Webber, con un crono en 1'23"774.

Al contrario que el día anterior, el RB8 no sufrió problemas técnicos y pudieron completar el programa previsto. El número de vueltas completadas quizá no destaque, pero sí el trabajo realizado en esas vueltas, ya que como informa Mark Webber, "no dimos muchas vueltas, pero sí hemos probado un montón de elementos y todo funcionó muy bien".

Montaron un nuevo alerón trasero a principios de la mañana, con varios cambios importantes. Un nuevo y modificado DRS, y también el soporte central que la misma escudería había eliminado años atrás y fue copiado por el resto de equipos.

Como ya es habitual en Red Bull, los mecánicos evitaron mostrar cualquier detalle del RB8, y cuidaron al milímetro las entrañas del nuevo alerón trasero, que como vemos en la imagen, contenía parafina con la finalidad de comparar los datos obtenidos con el viejo alerón probado durante los tests en Jerez y los tres días previos en Barcelona.



MCLAREN:
Jenson Button, a los mandos del MP4-27, pudo completar 115 vueltas sin problemas, lo que suma un total de 534 km durante la cuarta jornada, con un mejor tiempo de 1'23"200.

El programa desde principios de la mañana estuvo encarado a recibir información acerca de las diferentes pruebas que en un Gran Premio no se pueden realizar. Las pruebas con los diferentes compuestos también estaban programados para la jornada. Al finalizar la jornada se habían completado 115 vueltas mostrando una excelente fiabilidad. La escudería de Woking espera para la próxima semana una serie de piezas enviadas desde la fábrica para mejorar el rendimiento del MP4-27 y que deberían llegar sin problemas para los últimos tests antes del primer Gran Premio. Los mecánicos de McLaren también ensayaron varios pitstops evitando mostrar al público parte de ellos. Con un par de parabanes en la parte trasera del MP4-27 evitaban el captar los detalles de la trasera del monoplaza, en concreto el difusor.



MERCEDES:
Al inicio de la mañana, Nico Rosberg estuvo durante 17 vueltas practicando paradas en boxes a causa de las bajas temperaturas en pista.

Tras la breve pausa del almuerzo, el equipo se centró en completar tandas de 10 vueltas con la finalidad de obtener información de los diferentes sensores montados en el monoplaza.

Ejecutaron un simulacro de carrera con los compuestos duros, mientras que por la tarde el trabajo se centraba en la obtención de información de los neumáticos blandos.

El piloto alemán consiguió un total de 139 vueltas con un crono de 1'23"843, y ha declarado estar muy contento con el comportamiento y la fiabilidad del W03.

Los mecánicos de Mercedes estuvieron muy atentos con tal de evitar cualquier opción a los fotógrafos de obtener alguna instantánea en detalle del W03, por ello realizaron varios movimientos típicos de los chicos de Red Bull y en menor medida como McLaren, centrándose en esconder el alerón delantero, el morro con la entrada del F-Duct, y el difusor.

También realizaron varias paradas en boxes con todo el personal de Mercedes vigilando 'intrusiones' de cualquier acreditado, con tal de evitar que pudieran ver los secretos de los pitstops a simple vista.



FORCE INDIA:
Con 101 vueltas y un crono de 1'23"119, el escocés Paul di Resta se mostraba muy contento con el comportamiento del monoplaza y afirmaba que "ha mejorado considerablemente desde sus inicios, estamos comprobando cómo mejora paso a paso".

Tras mostrar una excelente fiabilidad durante el pasado test en Jerez, la idea de la escudería era adquirir la máxima cantidad de datos posibles en un circuito de baja carga aerodinámica como es Montmeló mediante diferentes pruebas.

Probaron en el VJM05 diferentes compuestos de neumáticos, mientras el box recibía gran cantidad de información aerodinámica acerca del monoplaza con los diferentes sensores montados en él.

En la sesión vespertina se dedicaron a las tandas largas, en las que el monoplaza mostró un comportamiento excelente.



SAUBER:
Kamui Kobayashi, con 144 vueltas y un mejor tiempo de 1'22"312, mostró un sólido punto fuerte en la fiabilidad del C31.

Dedicaron la mañana a comparaciones aerodinámicas en el monoplaza, modificando la configuración para entender mejor su comportamiento, pero también a pruebas de clasificación, el punto débil de Sauber en las dos últimas campañas pasadas.

Durante la tarde, Kamui Kobayashi también montó varios compuestos, en concreto el superblando y el blando, con el que obtuvo su vuelta más rápida.



TORO ROSSO:
Jean-Eric Vergne fue el encargado de pilotar el STR7 el último día, con un total de 92 vueltas y un mejor tiempo de 1'23"792.

Laurent Mekies (ingeniero jefe), hablaba sobre el buen trabajo de la escudería durante este último día, confirmando que "se completó nuestro plan de trabajo para estos tests tal y como se esperaba desde la fábrica".

Se probaron varios elementos en los neumáticos poco usuales durante la temporada, ya que como avanzaba el ingeniero, "estas cosas sólo se pueden probar ahora en invierno, ya que tenemos un montón de neumáticos para ello". A causa de los diferentes elementos y su montaje, se explica por qué no consiguieron hacer más vueltas, algo inusual en Toro Rosso.

El francés trabajó también en simulaciones de paradas en boxes, así como el habitual almacenamiento de información acerca del monoplaza.

En las próximas jornadas de tests, Toro Rosso enfocará su trabajo a simulaciones de carrera, por lo que se espera que los pilotos de la escudería rueden mucho en cada una de las jornadas.



WILLIAMS:
Williams y Maldonado han hecho un buen trabajo durante los tests según explica el piloto, "no hemos tenido problemas con el coche, ha sido un día muy positivo, y hemos conseguido realizar un buen kilometraje los cuatro días".

Williams dedicó este día a almacenar la máxima información posible de datos acerca de los neumáticos, así como simulaciones de carrera y tandas largas durante la tarde.

Durante las ocho jornadas de tests disputadas, los de Grove suman más de 3.500 km acumulados, que serán agrupados y analizados en detalle en la fábrica para entender y mejorar la puesta a punto del monoplaza.



CATERHAM:
Heikki Kovalainen a los mandos del CT01 pudo completar 70 vueltas con un mejor tiempo de 1'26"968.

En la sesión matutina el monoplaza sufrió un pequeño problema eléctrico en el motor, que por precaución fue sustituido, lo que hizo perder ese tiempo durante la sesión de la mañana, aunque el tiempo que pudieron lo aprovecharon el realizar cortas tandas para entender los neumáticos.

Por la tarde, como es habitual, gran cantidad de combustible en el depósito, realizando varias tandas largas, con la finalidad de recibir información acerca de los P-Zero de la próxima temporada.

Como ha confirmado Riad Asmat (CEO Caterham), "la próxima semana el equipo encarará su trabajo a recibir la máxima cantidad de datos aerodinámicos. También recibiremos algunas nuevas piezas para el monoplaza que deberían mejorar el rendimiento".



MARUSSIA:
Un componente dañado de la suspensión trasera hizo desbaratar los planes de la escudería rusa, quien trató de entender el porqué de dicho problema que limitó las vueltas en la sesión de mañana.

Aún así con los contratiempos, John Booth (Director del equipo) se muestra muy contento con el trabajo realizado, afirmando que "han sido unos días muy positivos con el monoplaza. Una lástima el que haya surgido un problema en esta última jornada, pero debemos de estar contentos con los más de 1500Km. realizados durante los tests".
Por Héctor Clausell