"Creo que son incluso más baratos que invertir en simuladores"
El piloto español Pedro de la Rosa pide que haya más entrenamientos durante la temporada de Fórmula 1. El piloto de HRT cree que a largo plazo incluso supondría un ahorro de recursos para los equipos y una notable mejoría para los pilotos: "He estado presionando para que haya más entrenamientos a largo plazo, porque creo que no está bien como está ahora".

Pedro asegura a Autosport que la Fórmula 1 necesita más entrenamientos durante la temporada, en contraposición a la actual regulación que establece unas pocas pruebas fijadas a lo largo del año: "Entiendo que los equipos intentan ahorrar. Pero por otra parte debemos tener algunas sesiones durante el año para mantener con buena salud este deporte, y por el futuro de los pilotos, los actuales y los de reserva. Es bueno para el deporte".

Pedro asegura que la falta de entrenamientos causa un enorme perjuicio a los pilotos de pruebas o reserva, pues a penas tienen trabajo durante la temporada: "Es una de las razones por las que estoy corriendo ahora. Quería volver a competir, porque ser un piloto reserva no me llevaba a ningún lado".

Además, la falta de entrenamientos hace que los pilotos no puedan mantenerse en plena forma, y pierdan facultades en caso de tener que sustituir a un piloto indispuesto: "Podría ser vergonzante: imagínate que McLaren me hubiera necesitado hacia el final del año pasado, sin haber entrenado en ocho meses. Habría sido vergonzoso pilotar un McLaren, un coche capaz de ganar, y ni siquiera haber entrado en la segunda tanda clasificatoria".

El español tampoco está de acuerdo con el concepto de los entrenamientos para jóvenes pilotos, que suelen celebrarse a final de año en Singapur, pues los equipos deberían poder elegir a cualquier piloto: "No estoy particularmente de acuerdo con la definición de jóvenes pilotos. Por otra parte, creo que los pilotos de reserva que han estado todo el año en cada Gran Premio deberían tener más kilometraje. Es de sentido común. Creo que todo el mundo está de acuerdo, pero nadie quiere entrar en la guerra. He estado intentando hacerlo de manera discreta y sin éxito desde el mismo principio. No digo que haya entrenamientos ilimitados. Sólo pido algo que tenga sentido para todo el mundo en el clima económico actual. Creo que los entrenamientos son incluso más baratos que invertir dinero en los simuladores".
Por Héctor Campos