Lotus se recupera y marca el mejor tiempo de la jornada
Lotus ha conseguido recuperarse de sus problemas con el chasis de la mejor forma posible: Romain Grosjean ha sido primero en las últimas pruebas de pretemporada en Barcelona. El equipo se siente reconfortado y aseguran que los fallos de la semana pasada no se han vuelto a repetir.

No hay mal que por bien no venga. Eso parecen querer decir en Lotus, donde un problema en la suspensión delantera les obligó a retirarse la semana pasada de las pruebas en Montemeló para rediseñar partes del chasis. Ahora han vuelto y han marcado el mejor tiempo del día.

Según dicen, las mejoras han funcionado: "El coche parecía muy bueno, y está genial recuperarse de nuestros problemas y marcar el tiempo más rápido del día", asegura Romain Grosjean, cuya mejor vuelta de un minuto y 23,353 segundos la logró con los neumáticos blandos por la tarde, mientras la mayoría de los pilotos hacía largas tandas.

Pero en realidad el trabajo en Lotus ha sido casi infinito durante la última semana: el programa de entrenamientos se ha modificado completamente para adaptarse a las nuevas circunstancias. Debido a la pérdida de tiempo sobre, Lotus ha tenido que acelerar y 'comprimir' el trabajo de los reglajes tanto como ha sido posible, según explica James Allison: "Ahora tenemos que completar un programa muy completo de entrenamientos esta semana. La sensación en el equipo es fantástica, y me alegra saber que los problemas de la semana pasada no se han repetido", asegura el director técnico del equipo. "El chasis es más fuerte, y el equipo también".

El programa de prueba de Lotus comenzó con prácticas de paradas en boxes y simulaciones de carrera los dos primeros días, antes de prestar atención al conjunto aerodinámico que llevarán a Melbourne: "Tras completar más de dos mil kilómetros en Barcelona la semana pasada, hoy la cosa se trataba más de la calidad que de la cantidad", asegura David Redding, representante del equipo. "Hemos querido profundizar en nuestra comprensión del coche, y eso significa llevar a cabo algunos cambios mayor en los reglajes que normalmente no tenemos disponibles durante un fin de semana de Gran Premio".
Por Héctor Campos