El británico quiere que Australia sea prueba nocturna pese a la negativa de los organizadores del Gran Premio
El Circuito de Albert Park tiene contrato con Bernie Ecclestone hasta 2015. A pesar de los años restantes, el magnate de la competición ha señalado que está dispuesto a no renovar el contrato debido a las incertidumbres y dudas de los organizadores del Gran Premio y del gobierno del estado de Victoria. Hace días, el británico declaró que le gustaría que la prueba en Melbourne fuera nocturna para, así, favorecer el horario de los aficionados europeos. Sin embargo, políticos y directivos del circuito no están de acuerdo con la propuesta.

La temporada 2012 de Fórmula 1 arrancará de aquí a once días en Australia. Nuevamente, el circuito de Albert Park dará el pistoletazo de salida al nuevo Mundial, en una carrera que empezará a las siete de la mañana hora española. Con un horario incómodo para los aficionados europeos, el magnate de la competición, Bernie Ecclestone, propuso celebrar la prueba de noche y bajo la luz de los focos para favorecer a la audiencia en Europa.

Sin embargo, la idea no es del agrado de los organizadores del Gran Premio ni del gobierno del estado de Victoria. Ante tal negativa e indecisión respecto a su futuro, el británico ha asegurado que podría ofrecerles un prematuro fin del contrato, que expira en 2015. Según Bernie Ecclestone, está dispuesto a negociar una rescisión del acuerdo con los políticos y los organizadores del circuito de Albert Park. "Si el gobierno quiere, podríamos llegar a ciertos puntos en común, supongo", aseguraba el británico al diario londinense The Sunday Herald Sun.

Ante una situación de inceridumbre sobre los planes futuros del Gran Premio de Australia en Melbourne, Ecclestone quiere que el gobierno del Estado de Victoria, liderado por Ted Baillieu, hable claro al respecto. "Estaría bien que alguien me dijera 'Bernie, definitivamente y al cien por cien, no queremos renovar nuestro contrato'", afirmaba el magnate de la Fórmula 1.

Para el británico, si el gobierno de Baillieu desea que se siga celebrando la categoría reina del automovilismo en Melbourne, deberían iniciar conversaciones lo antes posible. Sin embargo, el portavoz del primer ministro del Estado de Victoria ha declarado que 'no llevarán un talonario abierto' a las negociaciones. A once días para que el Mundial 2012 arranque en Albert Park, su continuidad en la F1 sigue en duda.
Por Cristina Díaz