Sergi Albert nació en 1948 y estuvo durante tres temporadas arbitrando en primera división. Catalán y sin pelos en la lengua, critica duramente al entrenador del Real Madrid.

Mucho se ha hablado de los árbitros en los últimos meses. Merengues y blaugranas se quejan, día sí y día también, de las decisiones de los colegiados, ya sea en sus propios partidos o en los del eterno rival. Piqué, incluso, llegó a decir el pasado sábado que su expulsión, justa o injusta, era premeditada.

Goal.com, visto el revuelo que se ha montado en los últimos días, ha querido hablar con Sergi Albert, ex colegiado catalán, para saber qué opina sobre las críticas al estamento arbitral. Con amabilidad, simpatía y una extrema sinceridad, nos deja ver sus pensamientos y, además, deja claro que el gran culpable de la actual crispación en el fútbol español es José Mourinho.

¿Deberían aplicar tecnología al fútbol para evitar los errores arbitrales en ocasiones señaladas?

"A mí me parece bien que se aplique tecnología. Todo lo que sea eliminar errores, favorece al deporte y al espectáculo".

¿Qué le parece que Real Madrid y Barcelona se quejen constantemente de los árbitros?

"Lo de las quejas me ha parecido siempre un poco fariseo. Al inicio de la temporada nunca se queja nadie habla en las asambleas, que es el momento de hablar. Todos se callan y luego lo que hacen es confundir a la gente. Los que menos faltas hacen y tienen más derecho a quejarse son los del Barcelona, pero todos los equipos tienen que ser tratados iguales. Los otros equipos parece como que no existieran. Me produce sorpresa. Otro año de lo mismo. Siempre es igual".

¿Se atacaba tanto a los árbitros en su época como lo hacen ahora?

"Tuve la suerte de que la televisión no llegaba a la perfeccón que tiene ahora. Muchas de las jugadas en las que me pude equivocar, la televisión no te sacaba de la duda. Eso me ayudó, entre comillas, a no verme perseguido por los errores. Ahora tienen cámara lenta, superlenta y cientos de repeticiones para comprobar si el árbitro se equivoca o no".

¿Qué le parece el término Villarato? ¿Tienen razón los que lo utilizan?

"El Villarato es un invento con mucho éxito, pero una de las tonterías más grandes que se han visto. Parece mentira que los seguidores del fútbol hayan hecho caso. Ángel María Villar (presidente de la Real Federación Española de Fútbol) es del Athletic de Bilbao, pero su equipo no ha ganado nada desde que él llegó. Un éxito de cojones, pero una tontería enorme".

¿Los árbitros son seguidores de algún equipo o nunca dejan ver sus sentimientos en lo que a fútbol se refiere?

"Todos los árbitros saben de qué equipo son sus compañeros. Todos tienen su equipo, pero a la hora de estar en el campo, son profesionales y no se dejan llevar por los colores".

¿Qué le parecen las declaraciones de Piqué en las que asegura que la expulsión del pasado sábado ya estaba premeditada?

"Siempre hay posibilidad de que en todos los colectivos exista alguno con premeditación, negarlo es tontería. Pero de la minoría no puede hacerse la regla nunca. No creo que Velasco Carballo actuara con premeditación. Lo que sí está claro es que la expulsión de Piqué es errónea. Si cada vez que se equivoca un árbitro, armamos este lío, estaríamos todos los días de lío en lío. Para mí es primordial una cosa que dice Piqué, que es que él tiene una sensación. Todo el mundo tiene sensaciones. Con la palabra sensación, te da a entender que después de hablar con él, entiende que haya ido a por él. Es humano poder pensar eso. Que salga y diga que era una sensación, no una afirmación, y ya está. Hacemos de todo un castillo, una guerra. ¿Por qué se arma todo este jaleo para Piqué y no para Mourinho, que es el que está dando por culo desde que llegó al Real Madrid. Es el que calienta todo. ¿Por qué no se habla de él?".