Responsables de los dos GPs en España han mantenido conversaciones
La crisis económica está afectando y azotando gravemente la situación financiera de España. Tras los recortes del déficit en todas las administraciones, el país debe ajustarse a un plan de austeridad en el que dos Grandes Premios de Fórmula 1 no tienen cabida. Sin embargo, responsables del Circuit de Catalunya y de la Generalitat Valenciana han mantenido conversaciones para tirar adelante la alternancia entre Barcelona y Valencia como ciudades que alberguen una prueba de la máxima competición. Con las dos partes dispuestas a entenderse, la decisión final está en manos de Bernie Ecclestone.

Actualmente, España es el único país que cuenta con dos Grandes Premios de Fórmula 1; Cataluña y Valencia. Con una grave situación económica que azota el Estado, la celebración de dos pruebas de la máxima competición sobrepasa los límites presupuestarios y se contrapone a la idea de austeridad que se intenta establecer. No obstante, para que España siga presente en el calendario de la F1, la alternancia entre Cataluña y Valencia parece ser la propuesta más viable.

Recientemente, responsables del Circuit de Catalunya y de la Generalitat Valenciana han mantenido conversaciones para que la alternancia pase a ser un hecho y el país siga teniendo presencia activa en el Gran Circo. El presidente del Consorci del Circuit, Vicenç Aguilera, confirmó el contacto entre Valencia y Barcelona. "Nosotros siempre estamos abiertos a cualquier negociación que nos permita continuar albergando la F1. Y en estos momentos, la alternancia es una de ellas", reconocía Aguilera a Mundo Deportivo.

Aunque en un principio, los organizadores de la prueba en la capital del Turia rechazaron hablar de alternancia, el nuevo gobierno de Albert Fabra se ha mostrado abierto y dispuesto a seguir adelante con la propuesta. "La situación actual no es la misma que hace siete u ocho meses. Ya hemos manifestado públicamente que nuestra política de grandes eventos ha cambiado y la altenancia puede ser una buena solución. Lo que queremos es un acuerdo que sea el mejor para todos", afirmaban fuentes de la Generalitat Valenciana.

Para los responsables catalanes, la actual disponibilidad e interés del gobierno de Fabra reabre las opciones a que las ciudades de Barcelona y Valencia se alternen el Gran Premio de España. "Nosotros entendemos que en su momento hubo un rechazo y en este momento, el nuevo gobierno valenciano está dispuesto a estudiar una propuesta. La oferta se hará en las próximas semanas", aseguraba Germà Gordó, secretario de gobierno de Cataluña y miembro del Consorci del Circuit, a la agencia alemana DPA.

Con las dos partes dispuestas a entenderse para que España no pierda su presencia en la Fórmula 1, Barcelona y Valencia deberán hablar con Bernie Ecclestone y comentarle la propuesta de alternancia entre las dos capitales de la máxima competición en el país a día de hoy.
Por Cristina Díaz