En el Congreso y el Senado son muchos los parlamentarios de fuera de Madrid que perciben 1.820 euros en concepto de gastos por alojamiento y manutención pese a tener casa en la capital. UPyD está estudiando plantear una reforma al respecto, PNV pide "coherencia" a los diputados y La Izquierda Plural dice que apoya toda medida de austeridad. Pero PP y PSOE no quieren ni oír hablar del tema

Los ya conocidos como 'privilegios' de sus señorías despiertan mucho malestar en la sociedad. Tras las polémicas en torno a las extensas vacaciones de los parlamentarios o las generosas pensiones a las que tenían derecho hasta hace poco, ahora se abre un nuevo debate: recortar la dieta por alojamiento a aquellos diputados y senadores de fuera de Madrid que tienen casa en la capital.

Pero los dos grandes partidos, PP y PSOE, no están por la labor de tocar este asunto, al menos por ahora. Otros, como UPyD, PNV y las formaciones que componen La Izquierda Plural (IU ICV-EUiA y Cha) sí están abiertos a ello.

Todo diputado de una circunscripción fuera de Madrid tiene derecho a una ayuda mensual de 1.823,86 euros. Esta cantidad se reduce a 870,56 euros para los representantes electos por la capital.

Como adelantó lainformacion.com el pasado mes de diciembre, son muchos los diputados que perciben esos 1.823,86 euros pese a tener casa en Madrid. Entre ellos, varios ministros como Cristóbal Montoro, que se se presentó por la circunscripción de Sevilla, pero reside desde hace años en Madrid. Jorge Fernández (Interior), Fátima Báñez (Empleo) o Ana Pastor (Fomento son otros ejemplos). También hay casos en el PSOE.

La polémica saltó después de que el diputado de UPyD por Valencia, Toni Cantó, decidiera donar parte de esta ayuda (1.000 de los 1.800 euros) a una ONG de esta región por considerar un "timo" cobrar "las dietas que me corresponden por pernoctar en Madrid en un hotel".

UPyD quiere cambiar las cosas

Precisamente UPyD se plantea regular estas dietas de alojamiento. Según ha explicado su líder, Rosa Díez, plantearán esta cuestión dentro de la reforma del Reglamento del Congreso que quiere presentar UPyD. Esta formación tacha de "absurdo" que existan diputados que tengan su residencia en Madrid y que cobren una dieta para alejarse en la capital simplemente porque se han presentado por otra provincia.

Pero cuenta con pocos apoyos por ahora. Los dos grandes partidos- PP y PSOE- no quieren ni oír hablar del tema. El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha defendido que las retribuciones de los parlamentarios no deben depender de sus patrimonios o "fortunas" personales.

Hernando, además, ha recordado que los sueldos de los diputados españoles son de los más bajos de la UE.

Soraya Rodríguez, portavoz del PSOE en la Cámara Baja, ha criticado que se esté "continuamente" poniendo en cuestión la legitimidad de los cargos públicos con "medidas populistas". Y desde CiU, el diputado Pere Macías, ha defendido que la mayoría de los 310 diputados que no son de Madrid no están en la situación de Toni Cantó, es decir, no tienen casa en la capital. "Las ventajas de un diputado no deben ser inconveniente para otros", ha señalado.

Abiertos a plantear el tema

Josu Erkoreka, portavoz del PNV, ha señalado este martes qe los diputados deben actuar con "coherencia" y que es "impresentable" que los diputados con casa en Madrid cobren esta dieta de 1.823 euros y ha anunciado que presentará también una propuesta para reformar este sentido.

Desde La Izquierda Plural no han sido tan explícitos. Aunque les gusta la música ya que "apoyamos toda medida de austeridad", quieren esperar a ver la letra ante una eventual propuesta de UPyD en este sentido. "No nos va a afectar" ha destacado Joan Coscubiela, diputado de ICV-EUiA Aunque PP y PSOE se oponen, el debate está servido.