El presidente de Ferrari confía en que el equipo retome el vuelo lo antes posible
Luca di Montezemolo ha confesado su deseo de que Fernando Alonso y Stefano Domenicali se equivoquen al predecir un inicio de temporada difícil para Ferrari. El presidente de la Scuderia ha aprovechado el Salón de Ginebra para responder a las recientes declaraciones de sus compañeros de equipo, que pese a que asumen que la pretemporada no ha dado los resultados esperados, creen que no se sabrá nada en firme hasta el GP de Australia.

Montezemolo respalda al máximo su Scuderia en este momento, cuando ya trabajan a pleno rendimiento en la fábrica para entender definitivamente el F2012 y obtener su mejor rendimiento de cara a esta temporada: "Espero que Fernando se equivoque. Espero que no sea verdad que nos tocará sufrir en los primeras carreras. Alonso siempre dice cosas objetivas, por lo que querría saber el porqué y, sobre todo, entender en el tiempo más breve posible cómo remediarlo".

Mientras que Domenicali no se rinde pese a afirmar que no pueden "estar contentos con cómo han ido las pruebas", Fernando Alonso recuerda que el último día de tests de Red Bull no fue nada brillante y sin embargo no le llamó la atención a nadie: "Si nos hubiera ocurrido a nosotros se habría desatado un infierno", afirma el español.

Por otra parte, Montezemolo, como ya ha resaltado en otras ocasiones, no está nada contento con el camino evolutivo que ha tomado la Fórmula 1. Montezemolo, que defiende los valores de la 'vieja escuela', preferiría una F1 cuyas evoluciones pudieran aplicarse a los coches de calle, en miras de la presencia de Ferrari en el mercado de coches de producto: "Esta Fórmula 1 no me gusta. La aerodinámica influye en un 90%. Sólo el KERS es susceptible de evoluciones que se puedan aplicar a los coches de calle y nosotros somos un fabricante de coches", se queja.
Por África Rosaleny