EFE, Berlín (Alemania) | 08/03/2012

La prensa alemana coincide hoy en divinizar a Lionel Messi y constatar el ridículo del Bayer Leverkusen en el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones que ganó el Barcelona por 7-1 y en el que el delantero blaugrana marcó cinco goles.

"El Dios del fútbol Messi" titula hoy el rotativo Bild, el de mayor tirada de Europa, para el que "sus cinco aciertos dejaron al Leverkusen en ridículo". "¡Cinco goles! ¡Récord en la categoría reina! Y burla del Dios del fútbol al equipo sparring de Alemania. Un desastre para Leverkusen y un disfrute para cualquier aficionado al fútbol", señala el diario.

A la hora de poner notas Bild otorga un sobresaliente a Messi -que "juega fútbol de otro planeta"-, Pedro e Iniesta y un cero a todos los jugadores del Bayer Leverkusen, que fueron "la vergüenza del fútbol alemán".

"Fracaso récord - Messi destroza solo al Bayer" titula por su parte el periódico deportivo "Kicker", para el que "Messi es el Kaiser de la categoría reina", capaz de "combinar máxima velocidad con técnica perfecta y genialidad. ¡Único y simplemente extraordinario!". Su crónica empieza con el texto "¡Desastre histórico para Bayer! ¡7-1 en Barcelona, el mayor fracaso en la Liga de Campones de un equipo alemán! Y precisamente una vergüenza así quería evitar tras su ascenso en la Bundesliga y ante sus 4.000 seguidores desplazados".

El diario dedica incluso un apartado a contabilizar las marcas alcanzadas por Messi y las que está a punto de reventar, como la de máximo goleador del arcelona y la de máximo goleador en una temporada de la Liga de Campeones.

Finalmente el Berliner Zeitung titula "Los fieles comparsas de Messi" y comenta que el "Bayer Leverkusen se entregó de nuevo de manera vergonzosa al Brcelona y su estrella argentina", así como que el equipo germano "ni pudo disfrutar de su partido en el Nou Camp, ni mantener por lo menos un rato el encuentro abierto". Agrega que el conjunto germano "comenzó ya a temblar cuando el portavoz del estadio recitó los nombres de Fábregas, Xavi, Iniesta y Messi" y por ello "no extrañó que en vez del equipo alemán peleón, corredor y atacante pintado por Guardiola y sus jugadores estuviese en el campo una tropa de indecisos".

Subraya que el primer reto para "conseguir un milagro en Barcelona" es "llegar a controlar la pelota", a lo que el conjunto blaugrana "no dio opción" y destaca que "los confusos leverkusener tuvieron suerte" de no encajar más goles aún.