Para 4 personas:
8 patatas ovaladas.
1/2 cebolla.
1 zanahoria.
perejil.
100 ml. de Vino tinto
400 gr. de tomates.
30 gr. de setas secas.
50 gr. de margarina.
200 ml. de leche.
40 gr. de queso parmesano rallado.
sal.
pimienta negra molida
Pelaremos las patatas y las cortaremos por la mitad, a lo largo. Las coceremos en agua hirviendo, durante 10 minutos. Las escurriremos y las dejaremos enfriar. Con un cuchillo, cortaremos un poco de la pulpa central, en la parte plana.
En una cazuela pequeña, pondremos la margarina, dorando la cebolla troceada y la zanahoria picada. Cuando empiece a tomar color, agregaremos el Vino tinto, dejándolo evaporar. Incorporaremos los tomates, pelados y triturados, salpimentándolo, dejándolo cocer, durante 30 minutos, a fuego suave. Añadiremos la leche y las setas secas, previamente hidratadas, dejándolo cocer, otros 30 minutos. Agregaremos el perejil picado y el parmesano rallado, retirándolo del fuego.
Con esta preparación, rellenaremos los huecos de las patatas, colocándolas en una fuente de horno engrasada y dejándolas cocer, durante 30 minutos, en el horno precalentado a 180º C.
Servir de inmediato.