Un conductor se encontraba en un monumental atasco en plena Carrera de San Jerónimo. No había forma de avanzar. De repente, un hombre avisa por el cristal. El conductor baja la ventanilla y pregunta: ¿qué es lo que pasa?

“Unos terroristas han entrado en el Congreso y han secuestrado a los Parlamentarios. Si no reúnen 10 millones de euros los rociarán de gasolina y los quemarán. Así que estamos haciendo una colecta entre los coches”

El conductor, echándose la mano al bolsillo, pregunta: ¿y cuanto viene dando la gente?

A lo que el hombre responde: “Pues…unos medio litro….otros un litro…”