Un centenar de funcionarios de prisiones de Can Brians, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), han realizado la mañana de este lunes una marcha lenta por la carretera B-224 en protesta por los recortes a los trabajadores encargados de la rehabilitación de los reclusos que ha llevado a cabo la Generalitat en el centro, según han informado a fuentes sindicales. Los funcionarios de prisiones llevan semanas protestando contra los recortes.
Los funcionarios se han concentrado hacia las 6 de la mañana a la salida de la AP-7, en Martorell, y se ha hecho desde allí a pie los cinco kilómetros que separan este punto de la entrada a la prisión con una lenta marcha por la carretera B-224, que comunica Martorell y Capellades. La protesta de los funcionarios ha provocado importantes retenciones de tráfico en esta vía, que comunica las comarcas del Anoia y el Baix Llobregat. Los trabajadores se han concentrado después ante las puertas del centro penitenciario, pero el cambio de turno en la prisión se ha producido con normalidad.
Asimismo, personal de rehabilitación de la prisión de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), también protestan en el acceso a la cárcel por los recortes de la Generalitat.