Hasta el momento se han identificado más de 75 ingresos procedentes de ventas fraudulentas en el periodo investigado

CÁDIZ, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Cádiz a un joven, identificado como A.I.P.B. y de 29 años de edad, que ya se encuentra en prisión como presunto autor de un delito continuado de estafa mediante la oferta de diversas mascotas con pedigrí a través de anuncios de Internet, principalmente perros y gatos que después nunca llegaban a manos de los que habían realizado la compra.

El detenido, según ha informado la Policía en un comunicado, cuenta con un amplio historial delictivo, constándole un total de 35 detenciones por diversas infracciones penales, si bien desde el año 2005 se había especializado en las estafas vía Internet, motivo por el que había sido detenido hasta en diez ocasiones desde esa fecha.

El 'modus operandi' que utilizaba era la inserción masiva de anuncios en portales de ventas entre particulares como 'milanuncios.com' y 'segundamano.com', detectándose más de 600 anuncios con números de teléfono vinculados al ahora detenido en el que se ofertaban diferentes mascotas, principalmente perros de raza a un precio "muy inferior" al de mercado e indicando ser residente en diferentes provincias españolas.

De este modo, contactaba con numerosos interesados con los que mantenía las posteriores negociaciones usando direcciones de correo electrónico y teléfonos móviles que cambiaba una vez realizadas las ventas para evitar que nuevos compradores le vincularan con anteriores estafas, de este modo se han identificado el uso de al menos nueve números de teléfono diferentes en los últimos meses.

Tras mostrarse como un experimentado criador de perros y ofrecer todo tipo de garantías y explicaciones, se acordaba bien el pago de una señal previa o del total de la cantidad pactada mediante transferencias bancarias, aunque en las últimas operaciones solicitaba el dinero mediante giros postales, ya que de esta manera era más difícil el rastreo de su actividad.

De este modo, se han detectado más de 75 ingresos provenientes de toda la geografía española, por cantidades que oscilan entre los 50 y los 650 euros, obteniendo hasta el momento más de 12.000 euros.

Según detalla la Policía, todas las ventas acababan del mismo modo, con la espera infructuosa del envío de la mascota a través de servicio de mensajería o con el desplazamiento a un lugar acordado con el vendedor para recoger la mascota donde no aparecía nadie.

Hasta el momento solo se han localizado 20 denuncias presentadas por diversos perjudicados distribuidos por toda la geografía española.

Al tenerse conocimiento de que A.I.P.B. esperaba un envío de dinero procedente de uno de los perjudicados se estableció un dispositivo de vigilancia que culminó con su detención en el momento en que se disponía a hacer efectivo el mismo. Entre las pertenencias que se le intervinieron, además de varios recibos correspondientes a otros giros, estaban un carnet de conducir de una tercera persona y un móvil que coincidía como robado, junto al documento intervenido, del interior de un vehículo, motivo por el que se le ha imputado en un delito de robo con fuerza.

Una vez puesto a disposición judicial, se decretó su ingreso en prisión al tener el mismo en vigor una sentencia por hechos idénticos a los ahora investigados.