El equipo de Woking cree que será capaz de frenar a Red Bull
El equipo McLaren afronta el comienzo de temporada con la convicción de que serán capaces de frenar el dominio absoluto que ha materializado Red Bull a lo largo de los últimos años. Tras completar una pretemporada satisfactoria en la que el nuevo MP4-27 se ha mostrado como uno de los coches más solventes de la parrilla, Jenson Button y Lewis Hamilton han manifestado su deseo por entrar en la pelea por el título desde la primera carrera, aunque subrayan que será más importante adquirir constancia al desarrollar adecuadamente el nuevo monoplaza a medida que pasen los Grandes Premios.

Jenson Button: "El GP Australia es una carrera especial. Guardo muy buenos recuerdos de Melbourne. Recuerdo dos grandes momentos que he tenido aquí durante mi carrera deportiva. Uno fue la victoria con Brawn GP en 2009 y el otro mi primer triunfo con McLaren en 2010. El trazado en sí es un reto para todos los pilotos. No es un circuito muy técnico pero los cambios en el estado del asfalto a lo largo del fin de semana obligan a adaptar el coche correctamente ante cualquier modificación. Es fácil tener un buen ritmo a pesar de ser un circuito urbano. Además tiene bastantes curvas, algo atípico en este tipo de trazados".

"Creo que la nueva reglamentación ha hecho que sea más fácil adelantar aquí. El hecho de tener dos zonas de DRS va a ser beneficioso ya que la recta principal no era del todo suficiente para adelantar la pasada temporada. Al tener los muros tan cerca, es necesario estar muy concentrado para no cometer ningún fallo. Estoy contento con cómo hemos preparado nuestro coche a lo largo de la pretemporada. Hemos completado más kilómetros que el año pasado y en general los test han ido mejor. Es difícil sacar conclusiones generales de dónde está cada uno porque todos prueban diferentes piezas en sus monoplazas De todos modos, creo que todo va a estar muy ajustado".

Lewis Hamilton: "Melbourne es un gran lugar para comenzar la temporada. Es una ciudad donde el automovilismo corre por las venas de todos los aficionados. El circuito es impresionante. Tienes la sensación de rozar constantemente la superficie del asfalto teniendo el control absoluto del monoplaza. Es un trazado en el que, cuanto más ataques, más rápido vas. ¡Sin duda, mi estilo de circuito!".

"Este año estoy mucho más relajado de lo que estaba años anteriores en la primera carrera. El coche parece comportarse muy bien sobre la pista y en mi último día de pretemporada probamos un nuevo paquete aerodinámico que también incorporaremos aquí y que pareció funcionar correctamente. El coche ha dado un paso adelante y somos muy optimistas de cara a esta temporada aunque sabemos que todavía queda mucho trabajo por hacer. Nuestro objetivo es comenzar de la mejor manera posible el mundial y conseguir los máximos puntos posibles. No parece un objetivo muy ambicioso, pero la temporada es muy larga y quedarán muchas carreras para acumular victorias cuando tengamos más información del nuevo coche y nos hayamos asentado totalmente a él. Si me voy de Australia con la convicción de que tenemos un coche competitivo, independientemente del resultado, estaré contento".

Martin Whitmarsh, jefe de equipos: "Siempre estoy ansioso y lleno de motivación cuando comienza el campeonato, y este año no será una excepción. Después de almacenar muchos datos y rodar tantos kilómetros en los test, nadie tiene claro dónde está realmente. Es fantástico para la Fórmula 1 el hecho que los equipos empiecen de 0 al inicio del mundial y estén todos igualados, sin saber con certeza quién puede ganar, sobre todo en un Gran Premio como el de Melbourne. En McLaren hemos tenido una pretemporada muy productiva. Nunca había visto a Jenson y Lewis tan preparados y mentalizados de cara a esta temporada. Tenemos muchas ganas de hacer algo grande este año. He hablado con mecánicos, ingenieros y demás componentes del equipo y todos ellos coinciden en que tenemos que ganar como sea y demostrar nuestro gran rendimiento. No quiero hacer ninguna predicción del campeonato, pero lo único que espero es que podamos demostrar a todo el mundo que el verdadero espectáculo de la Fórmula 1 está de vuelta".
Por Miguel Carricas