MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, Emilio Butragueño, ha reconocido que "todo el mundo, en principio, quería al APOEL" como rival en los cuartos de final en la Liga de Campeones y que confía en que los blancos consigan el pase, si bien avisó que la eliminatoria "en absoluto va a ser fácil".

"Uno nunca sabe, todo el mundo en principio quería al APOEL. Pero han realizado una temporada muy buena y tiene todo nuestro respeto y admiración", señaló Butragueño, presente en el sorteo de Nyon.

Así avisó que "el partido de ida en su estadio será muy difícil", ya que el APOEL ha ganado cinco de los siete partidos que ha disputado en la competición esta campaña en su feudo, donde sólo perdió en el cierre de la fase de grupos ante el Shakhtar Donetsk (0-2) y cuando ya no se jugaba nada.

Pero, Butragueño confía en que en el Bernabéu se viva "una de esas noches europeas que hacen el estadio muy difícil para el rival". ·Con todo el respeto, confiamos en que el equipo pueda alcanzar las semifinales", añadió.

De todas formas, avisó de que los chipriotas, tras superar una "eliminatoria dramática" ante el Olympique de Lyon no les podrán las cosas sencillas. "Fueron capaces de superar la presión de los penaltis y ante un gran equipo", recalcó el directivo blanco, que aseguró que el equipo chipriota "sabe competir".