Los Mercedes se diluyen en carrera y pierden lo conseguido en calificación el sábado
Mercedes sigue decepcionando en carrera. Su buen rendimiento y el gran potencial que demuestran en calificación se desvanecen en carrera. Un problema que esperan solucionar para el próximo Gran Premio y así mejorar la décima posición en la que ha terminado hoy Michael Schumacher, que salía tercero, y la de Nico Rosberg que ha acabado decimotercero.

Michael Schumacher: "Desde donde yo empecé la carrera es una verdadera pena acabar sumando solo un punto hoy y por supuesto que hubiera deseado un mejor final para nuestro equipo después de su duro trabajo. Sin embargo, me tocaron por detrás después del inicio y el coche hizo un trompo. Durante la primera parte de la carrera, intenté mantener el rumbo no podía ver nada y la decisión de detener la carrera fue correcta. Después de la reanudación el ritmo no era rápido, pero era el mismo para un montón de equipos así que no había manera de ganar posiciones. Está claro que hay mucho trabajo por hacer para conseguir que nuestro ritmo de calificación esté en la carrera, y estoy seguro que los chicos ya están pensando muy seriamente en encontrar una solución. Pero esto no se puede hacer desde una carrera a otra, tendrá que pasar cierto tiempo, y tenemos que dar ese tiempo. Sin embargo, es un hecho que hemos mejorado, podemos volar a casa seguros y con ganas de luchar en las próximas carreras".

Nico Rosberg: "Este fue un día de mala suerte para mí después de una carrera llena de acontecimientos. Yo tuve un buen reinicio y con una buena estrategia estaba en la cuarta posición. Pero entonces tuve problemas con los neumáticos intermedios, la degradación fue muy alta, lo que me obligó a hacer otra parada en boxes para poner otro juego. Lo positivo es que en mi última tanda con los neumáticos blandos, tuve buen ritmo y debido a mi gestión de los neumáticos fui capaz de superar a Jenson. Somos fuertes en la clasificación, pero aún no en la carrera, y tenemos que trabajar en eso antes de la próxima carrera en China".

Ross Brawn, jefe de equipo: "Es un final muy decepcionante para lo que había sido un fin de semana positivo aquí en Malasia. Está claro que tenemos un problema con este coche que tenemos que desentrañar. Después de una sesión fuerte en calificación, de hecho se corrió con el combustible del viernes y hemos luchado para conseguir que los neumáticos funcionen correctamente en la carrera de hoy. Hubo pequeñas oportunidades cuando parecía que conseguían rendimiento y otras veces en que nos quedábamos fuera por completo. No creo que estemos abusando de los neumáticos, pero no se están utilizando de manera adecuada, y es un problema que tenemos que resolver si vamos a seguir adelante con el coche. Es especialmente decepcionante después del potencial que han demostrado, sin embargo estoy seguro de que tenemos la suficiente fuerza y las personas adecuadas para desentrañar el problema. Vamos a estar con la cabeza hacia abajo en la fábrica la próxima semana para hacer precisamente eso".

Norbert Haug, vicepresidente de Mercedes-Benz: "Desde la posición 3 Michael no tuvo mejor comienzo, estaba todavía entre las cinco primeras posiciones cuando él hizo un trompo en la primera vuelta y se pasó de largo y acabó en la posición 16. Después de la reanudación, las cosas no fueron mejor y nosotros nunca pudimos hacer frente a las condiciones de humedad y de pista seca, que nadie ha tenido la oportunidad de probar antes de la carrera. Otros equipos, obviamente, podrían manejar estas condiciones mixtas mejor y todo el crédito para ellos. Tanto Ferrari y Sauber han hecho un gran trabajo hoy así que felicitaciones a estos equipos, Fernando Alonso y Sergio Pérez. Obviamente, no tuvimos la mejor puesta a punto para hacer frente a estas condiciones difíciles de hoy. Trajimos a Nico [a boxes] y le pusimos neumáticos de seco, que era un riesgo calculado, que finalmente no valió la pena. Nuestro coche tiene velocidad y vamos a seguir trabajando duro para generar esta velocidad en la carrera, así como en la calificación".
Por Verónica Nogales