Los mínimos establecidos están diseñados para garantizar la funcionalidad de las redes en casos de emergencia.

Consumidores en Acción informa de que los sindicatos han alcanzado este martes un acuerdo con las principales operadoras de telecomunicaciones para mantener servicios mínimos durante la jornada de huelga general del próximo jueves.
Según recoge el portal BandaAncha.eu a través de un comunicado de UGT, el 5% de las plantillas garantizará el funcionamiento de las redes de Ono, Vodafone y Movistar.
Así, para Telefónica se han fijado servicios mínimos del 6% de la plantilla de Madrid y Barcelona, el 5,5% para Bizkaia, Valencia, La Coruña y Sevilla, y el 5% del resto de provincias.
La filial de móviles de la compañía tendrá un servicio del 2,2%, lo que implica que se exigirá que acudan a su puesto 91 trabajadores de los 4.089 empleados con los que cuenta la compañía.
Por su parte, en Vodafone y Ono el acuerdo es el de mantener un mínimo del 5% de la plantilla activa durante la jornada. Según UGT, las negociaciones no se han cerrado "de forma satisfactoria" en el caso de Jazztel e Iberbanda.
Posibles problemas durante el jueves
Los mínimos establecidos están diseñados para garantizar la funcionalidad de las redes en casos de emergencia. Todos los servicios mínimos acordados responden a las necesidades esenciales de telecomunicaciones de la ciudadanía teniendo en cuenta la incidencia que este tipo de servicios tienen sobre la seguridad de las personas.
Por ello, los servicios mínimos acordados garantizan la prestación del servicio esencial relativo "al encaminamiento de las llamadas a servicios de emergencia y al encaminamiento y conexión entre los puntos de terminación de las redes fijas y móviles y las redes públicas de telecomunicaciones en situación de huelga".
En caso de llegarse a los mínimos pactados existe la posibilidad de que las comunicaciones sufran algún problema puntual durante la jornada.