Mercedes y Sauber no son una amenaza según Permane
Desde Lotus se ven capaces de luchar con Red Bull y Mclaren por la victoria si sus dos pilotos, Kimi Raikkonen y Romain Grosjean, tienen un fin de semana sin problemas. "Sería genial tener una carrera de principio a fin sin penalizaciones y sin accidentes para Romain tras las primeras curvas", comentaba Alain Permane, jefe de operaciones de Lotus.

El E20, la máquina diseñada por Lotus para dar guerra en 2012, ha demostrado su gran potencial en las dos primeras carreras del año –sobre todo en calificación–, aunque luego no han podido consumar en carrera.

Romain Grosjean acabó fuera de la prueba a las primeras de cambio tanto en Australia como en Malasia por sendos accidentes, mientras que Kimi Raikkonen cuajó una desastrosa actuación en la calificación de Albert Park, quedándose fuera en la Q1 –finalmente remontó en carrera hasta el séptimo puesto- y fue penalizado en parrilla por cambiar su caja de cambios en Sepang.

Todas estas circunstancias hacen que Lotus no sepa aún cómo de rápido es su monoplaza, pero su jefe de operaciones en el circuito, Alan Permane, tiene razones para creer que ese potencial existe y que además les hará ser el mejor equipo de los que persiguen a Mclaren y Red Bull.

"Sería genial tener una carrera de principio a fin sin penalizaciones y sin accidentes para Romain tras las primeras curvas", comentaba Permane en Autosport. "Será una buena lucha. Estar en la carrera del desarrollo con ellos –Red Bull y Mclaren–, significa que tenemos que hacer lo que sea para seguir con ellos".

Alan hacía un repaso a sus rivales inmediatos en esta lucha por ser el tercer equipo, Mercedes, Ferrari y Sauber.

"Creo que Mclaren y Red Bull están al frente y pienso que deberíamos estar ahí. Sé que los Mercedes fueron terceros en la parrilla de Malasia pero después su rendimiento en carrera no tiene nada de especial".

"Vimos cómo Nico Rosberg paraba en Malasia para montar unos intermedios nuevos cuando le estábamos alcanzando y entonces creímos que teníamos problemas. Sin embargo su ritmo fue peor que el nuestro. Mercedes estará arriba, pero de momento su ritmo de carrera no es una amenaza", continuaba Permane.

Mientras que equipos como Sauber o Ferrari tienen mejor ritmo de carrera comparado con su rendimiento en calificación (ver análisis numérico del GP de Malasia), Permane reconoce que Lotus es lo suficientemente fuerte para hacerlo bien tanto a una vuela como en carrera.

"Ferrari hizo un gran trabajo en Malasia, si ellos van a ser 10º o 12º en calificación mientras que nosotros estamos 3º y 5º, un segundo por delante de ellos en calificación marcará la diferencia. No tardarán en mejorar y tirarán la casa por la ventana para conseguirlo, pero nosotros también introduciremos mejoras".

"En calificación hemos mostrado que nuestro coche es bueno. Podríamos haber estado en primera fila o en la parte delantera con Kimi en Malasia", añade Permane.

"En el ritmo de carrera es más difícil de decir porque no lo hemos visto aún, lo cual no es razón para pensar que no será bueno. No lo hemos visto aún porque no hemos tenido una carrera normal. Solo queremos tener ambos coches entre los diez primeros, no tener sanciones, problemas de caja de cambios, no tener toques en las primeras vueltas y tener una carrera en seco. Esperamos que esto ocurra en China".

Permane piensa que un coche como Sauber no puede ser el ejemplo a seguir si esa velocidad no está en calificación. "Cuando llegas a la parte delantera y puedes correr delante, tienes pista despejada y la confianza aumenta", dice en relación a la carrera de Sergio Pérez en Malasia.

"No hay duda de que tienen un coche rápido en carrera, eso seguro, pero no son tan rápidos en calificación. Quizás no pueden sacarle todo el potencial a los neumáticos en la primera vuelta y en la segunda cuando las gomas han perdido el brillo, ya no funcionan correctamente”.

"Estas características les pueden ayudar en carrera ya que ellos tratan mejor los neumáticos, pero cuando calificas delante y tienes el ritmo, puedes escaparte dejando a los demás en medio del pelotón. Por tanto, prefiero tener el coche que tenemos ahora aunque el Sauber se muestre fuerte en carrera", concluye Permane.
Por Andrés Méndez