La Federación Internacional de Automovilismo reitera la validez del dispositivo del W03
Los equipos Lotus y Red Bull se han mostrado especialmente combativos ante el S-duct, una derivación del denominado F-duct que se vio el año pasado. El sistema varía la aerodinámica del Mercedes W03 en recta cuando los pilotos pulsan el botón del DRS; no sueltan así las manos del volante y por ende legal.

La FIA ha dado un paso atrás en el debate del 'S-duct', al indicar que la solución ideada por Mercedes es completamente legal. Sin embargo, es prácticamente seguro que la controversia continuará el próximo fin de semana en China, con algunos equipos -principalmente Red Bull y Lotus- cuestionando la legalidad de la innovación aerodinámica.

Al parecer, el director técnico de Lotus, James Allison, ha planteado un nuevo argumento contra la citada tecnología, que presentará al director de carrera de la FIA, Charlie Whiting, para su revisión el próximo fin de semana en Shanghai.

Por su parte, el jefe del equipo Red Bull, Christian Horner insiste en que las preocupaciones de su escudería y de Lotus son compartidas por los demás equipos. "Creedme, no es sólo Red Bull, creo que la mitad del paddock está pendiente de esto", declaró en el programa 'The F1 Show' de la televisión británica Sky Sports.

Además, Horner desveló que Whiting abandonó Malasia con la necesidad de "tener una idea al respecto". Así que la última novedad en todo este culebrón es el relanzamiento en la web oficial de la FIA de una "versión editada" de la reunión técnica que Whiting mantuvo con los periodistas el pasado mes en Australia.

La principal objeción al sistema de Mercedes por parte de los equipos implicados es que aprovecharía el 'movimiento del piloto' -la pulsación del botón del DRS- para ser activado. Pero en la reunión con los medios Whiting señaló simplemente: "Esto está específicamente permitido (en la normativa)".

Mientras, el jefe de Mercedes, Ross Brawn, manifestó en la BBC: "Lo llamaremos DRS, porque eso es todo. El propósito del DRS es facilitar los adelantamientos, y eso es lo que estamos intentando”, zanjó, aunque la decisión de Whiting en China pueda no suponer el final de la controversia.

"Entonces los equipos se enfrentarán a distintas alternativas", explicó Horner. "Puedes aceptarlo y montarlo, y quizás estudiar una solución propia que se adapte a tu coche, o tienes la oportunidad de protestar en caso de sentir -o si cualquier otro equipo lo siente- que no estamos de acuerdo con la interpretación de Charlie", advirtió.
Por Dani Pérez Corona