El alemán visita el Renault Technocentre
Sebastian Vettel ha visitado esta mañana el Renault Technocentre, la macro-instalación donde la marca del rombo diseña sus futuros coches de calle. El bicampeón, que se ha subido al volante del histórico Renault Type K, se ha mostrado gratamente sorprendido por la calidad de los futuros 'concept' de la marca.

El imponente Renault Technocentre ha recibido esta mañana a un invitado muy especial: Sebastian Vettel. El piloto de Red Bull, cuyo propulsor es fabricado por la división deportiva de la marca del rombo, ha visitado por primera vez el centro de investigación de la marca francesa, acompañado por Laurens van den Acker, director de diseño industrial, y François Frenette, director de Renault de la región de île-de-France.

El alemán ha contemplado en exclusiva el estado de desarrollo de los nuevos vehículos de calle de Renault, calificados por el de Heppenheim de "verdaderamente extraordinarios". Sin embargo, Vettel no solamente ha conocido el futuro de la marca, sino también el pasado, puesto que se ha subido al volante del modelo Type K, el primer vehículo fabricado en la historia de la compañía.

Posteriormente, Sebastian fue entrevistado por Christophe Malbranque, comentarista de F1 de TF1. Cyril Dumont, su ingeniero de motores, y Rémi Taffin, director de operaciones en pista de Renault Sport, también participaron en la la conversación, bajo la atenta mirada de los más de 11.000 empleados de la fábrica.

Vettel aseguró haber quedado impresionado con la visita. "Antes ya había estado en Viry-Chatillon, donde se fabrican mis motores de F1, pero esta es la primera vez que veo el lugar donde se diseñan los coches de calle. Ha sido fascinante", ha asegurado.

El actual campeón aprovechó la ocasión para dar las gracias a los empleados de la marca del rombo por su compromiso. "Es un placer ver a tantos trabajadores de Renault. Aunque no puedo agradecérselo a todos en persona, sí me gustaría que fueran conscientes de que su compromiso es parte de nuestro éxito".
Por Martí Muñoz