España se mide a Austria sin Nadal en Oropesa del Mar y sobre tierra batida en los cuartos de final del torneo

OROPESA DEL MAR Nicolás Almagro, el jugador con más partidos acumulados en sus piernas en este momento del año, calibra la resistencia deJurgen Melzer, la principal esperanza de Austria, que pretende ampliar sus miras en la Copa Davis a costa de España.
Con el choque entre el tenista murciano y Melzer echa a andar la eliminatoria de cuartos de final de la competición. Amenazada por la inestabilidad del tiempo, en plena Semana Santa y en medio deMarina D’Or, ciudad de vacaciones en Oropesa del Mar (Castellón).
Almagro, que presume ya del éxito en el torneo de Sao Paulo en el 2012, el undécimo en su historial, participará en su segunda eliminatoria consecutiva, después de la de Oviedo, ante Kazajistán. El capitán Alex Corretja ha consolidado la confianza en el duodécimo tenista del mundo, que previamente entraba y salía, esporádicamente, del cuarteto español, asentado y establecido, en el que no tenía asegurada la cabida.
El tenista murciano, que este año ya ha jugado veintinueve partidos, de los que ha ganado veintidós, buscará el primer punto para España ante Jurgen Melzer. La gran, casi única, baza centroeuropea es un tenista asentado en las alturas del circuito. El año pasado establecido entre el ‘top ten’, que se maneja con soltura sobre arcilla y se crece en esta competición.
Melzer, además, se ampara en los precedentes, de los que sale airoso ante el tenista murciano. Han jugado en tres ocasiones. El austríaco ha ganado dos, una de ellas, la más reciente, el pasado año, en tierra, en el Masters 1000 Montecarlo. Ganó por 6-1 y 6-4. En el 2010 también ganó, en pista dura, en Viena (6-4 y 6-4) meses después de que Almagro, por primera y hasta ahora única vez, se impusiera en el Masters 1000 de Madrid, sobre arcilla (6-3 y 6-1).
Melzer, ganador en el 2012 del torneo de Memphis, contempla a Almagro como un jugador a su alcance. “Es verdad que con Almagro el balance es positivo. Le he gando alguna vez. Pero la diferencia ahora es el factor local, que es importante. Pero creo que tengo opciones. Veremos cómo se desarrolla el partido. Puede que tenga alguna opción”, dijo el número uno austríaco tras efectuarse el sorteo.
A continuación será David Ferrer el que afronte el reto de superar a Andreas Haider Maurer, un tenista casi desconocido en el circuito, que alimenta su relevancia con la puesta en escena de la Copa Davis.
Será el debut de Ferrer en la presente edición de este torneo. Su última participación con España fue en la final de Sevilla, que supuso la quinta Ensaladera para la Armada, en el choque contra Argentina.
El alicantino, que acumula veinticinco partidos en el presente año, que le han reportado ya tres títulos (Acapulco, Buenos Aires y Auckland), es una garantía para España. No conoce la derrota cuando juega en casa. Suma doce triunfos seguidos.
Solo en una ocasión se han enfrentado David Ferrer y Andreas Haider Maurer. El español ganó sin problemas. Ferrer venció en los cuartos de final del torneo de Bastad, en tierra batida, por un doble 6-1.
El tenista levantino es el único del cuarto español que en alguna ocasión ha jugado con Haider Maurer, sin hecho destacable en su carrera y que no termina de asentarse entre los cien primeros jugadores del mundo.
España pretende ampliar sus registros. Intratable como local (veintidós victorias seguidas) y sobre tierra batida (veinticuatro). “Ese es el gran argumento de España, clara favorita”, reconoció el capitán del conjunto austríaco Clemens Trimmel.
Programa
Viernes
A partir de las 12.00 horas.
NICOLÁS ALMAGRO (ESP/N.2) – Jurgen Melzer (AUT/N.1).
DAVID FERRER (ESP/N.1) – Andreas Haider-Maurer (AUT/N.2).
Sábado
A partir de las 15.10 horas.
MARCEL GRANOLLERS/MARC LÓPEZ (ESP) – Oliver Marach/Alexander Peya (AUT).
Domingo
A partir de las 12.00 horas.
DAVID FERRER (ESP/N.1) – Jurgen Melzer (AUT/N.1).
NICOLÁS ALMAGRO (ESP/N.2) – Andreas Haider-Maurer (AUT/N.2).