La Asociación Española de Entrenadores de Baloncesto (AEEB) también ha dado su punto de vista sobre la posible incorporación como entrenador de la selección sub-18 de Jaume Ponsarnau, entrenador del Assignia Manresa.
La AEEB afirma que “la decisión por la cual la ACB se basa en desautorizar dicha incorporación, es una norma dictada exclusivamente en Asamblea de Clubes de la ACB, durante la temporada 2002-03, sin ningún tipo de participación por parte de la AEEB”.
La asociación de los entrenadores ha propuesto “la sustitución de esa norma exclusiva de la ACB, por otra que permita al club que tiene contratado a un entrenador y a este mismo, ponerse de acuerdo en cualquier actividad que quiera realizar durante periodos no competitivos de la liga ACB, sin mediar ninguna otra intromisión o norma de terceros que altere el buen hacer entre el que contrata y el que es contratado”.
Además, añade la AEEB, que siempre han considerado “discriminatorio contra el primer entrenador que otros miembros de los cuadros técnicos de los clubes ACB (entrenadores ayudantes, preparadores físicos, médicos, fisioterapeutas, delegados, …) puedan colaborar con equipos nacionales, tanto masculinos como femeninos, tanto de categoría absoluta como de formación.
Como colofón a su nota, la AEEB propone a la ACB “colaborar en la revisión de este tipo de situaciones ‘históricas’”.