Antes de que Google desvelara sus gafas, la idea de llevar un ordenador continuamente con un visor lleva entre nosotros desde hace muchos años y algunas empresas trataron de crearlo. Muchas han fracasado, por no hacerlo en el momento adecuado, pero afortunadamente para todos ahora sí que lo parece. Junto con las Google Glasses, las Golden-i, Vuzix y otras más, ahora también Oakley se apunta.Lo curioso es que gracias a los móviles, toda esta tecnología ha hecho que cada vez sea más fácil y barato debido a su uso masivo, aunque al igual que los táctiles, es necesario que alguien como Google apueste firmemente para que se convierta en un producto mayoritario.Su principal problema sigue siendo el precio, pero esto está cambiando. Ahora vemos dos apuestas diferentes, las de aquellos que buscan crear un visor independiente de unas gafas como Google y Golden-i, o los que parten de unas gafas, como Vuzix y ahora también Oakley.Su principal objetivo será crear gafas de uso deportivo que podrán funcionar en solitario o conectadas con un teléfono móvil, pero todavía están muy lejos de crear un producto accesible a todos los bolsillos.Eso sí, al menos con Oakley se espera que el diseño de las gafas sea lo suficientemente bueno como para que puedas salir a la calle sin que la gente quiera pegarte collejas de manera reiterativa.Estaremos atentos a si realmente Oakley tiene planes concretos o si simplemente habla por hablar a la espera del destino de las Google Glasses.