Curiosísima esta idea del diseñador Juan Sánchez para crear e investigar interfaces táctiles usando como modelo un entorno físico a través del papel en lugar de algo virtual. Puede parecer una estupidez con poca utilidad, pero es una forma realmente nueva de plantearse sistemas novedosos y más intuitivos con respecto al mundo físico real.Vale, ahora mismo cualquiera con cierta experiencia con un móvil no tarda mucho es entender como funciona un interfaz, tal vez porque ya nos hemos acostumbrado a los gestos que se han ido desarrollando ¿Pero quiere esto decir que sean los mejores o incluso los únicos?Los interfaces táctiles han sufrido una revolución increíble en muy poco tiempo, y puede que nos hayamos dejado en el camino maneras más simples de hacer las cosas.
Juan nos invita a reflexionar sobre el tema usando papel, tijeras y pegamento, aplicando los gestos que ya existen pero a la vez incluyendo nuevos que surgen a la hora de interactuar con el medio físico real.Así aparecen cosas como pelar, doblar, estirar… y aunque el nombre está bastante equivocado al usar origami en lugar de papiroflexia, tiene bastante sentido. De hecho tanto que está experimentando también con otros materiales como la arcilla, la arena, etc…¿Incorporaríais a los interfaces móviles nuevos gestos de vuestra invención aparte del despliegue unilateral de forma totalmente extendida de vuestro dedo corazón?