Si hay un equivalente al compendio del saber (además de la Wikipedia) este es la institución Smithsoniana. Con casi una veintena de museos propios, 9 centros de investigación y más de 140 museos afiliados por todo el mundo, si hay algo que no sepan ellos es que aún no existe. Por eso casi no produce sorpresa que haya sido en una entrevista a su publicación Smithsonian Magazine donde por fin hemos podido averiguar uno de los grandes secretos de la Humanidad: cuál es el verdadero Springfield en que se inspiró Matt Groenig para su célebre creación “Los Simpson”. A continuación te lo desvelamos y además te ofrecemos un paseo fotográfico por algunos lugares del Springfield real que no distan tanto del de dibujos animados.Durante años ha sido uno de los secretos mejor guardados y también una broma recurrente en la que no terminaba de darse a conocer la concreta ubicación de la ficticia ciudad.
No en vano el topónimo es uno de los más repetidos en la geografía estadounidense con hasta 34 estados que tienen al menos una localidad llamada Springfield. Esto también ha permitido (hasta ahora) que casi medio país pudiera ser vecino de los Simpson, la familia más popular de la televisión mundial

Pero en esta entrevista Groening lo ha confesado todo. El Springfield que le inspiró está en el estado de Oregon, cerca de la localidad de Eugene. En ese estado es donde creció el dibujante.

Además el hecho de elegir el nombre de esa localidad tiene su origen en una serie televisiva, “Father knows best”, que antes de pasar a la pequeña pantalla fue un serial radiofónico y donde se relataban los avatares cotidianos de una familia de una ciudad del Medio Oeste norteamericano también llamada Springfield.

Al pequeño Matt le gustaba pensar que todo aquello tenía lugar en la localidad homónima cercana a su hogar. Cuando llegó el momento de bautizar la ciudad en la que vivían sus personajes, y sabiendo ya que ese topónimo era bastante frecuente, recordó lo que sentía él de pequeño e imaginó cómo le gustaría al público imaginar que el Springfield de los dibujos animados era el pueblo de al lado.

En la serie televisiva había presente una intrincada galería de personajes secundarios recurrentes, una de las señas de identidad de “Los Simpson”, también constituyó una sólida inspiración.

Como curiosidad, toda la idea base de “Los Simpson” resulta ser la propia familia de Matt Groenig. Su padre se llama Homer, su madre se llama Margaret, tiene dos hermanas que se llaman Lisa y Maggie y simplemente se tomó la libertad de rebautizar al niño como Bart en lugar de usar su propio nombre.El nombre provenía de una novela que escribió en el instituto cuyo protagonista se llamaba de esa manera y cuyo padre se llamaba Homer Simpson en honor a un personaje del mismo nombre de la novela “El día de la langosta” de Nathanael West.El nombre del padre de Groenig proviene de la pasión de su abuela por la poesía clásica. Homer es el nombre en inglés de Homero, autor de “La Ilíada” y “La Odisea”. Los hijos de Matt se llaman Homer (legalmente, aunque todos le llaman Will) y Abe (como el abuelo Simpson). Al final todo queda en casa.Nota: las fotografías de este artículo corresponden a lugares reales de Springfield (Oregon, USA) que guardan semejanza con algunos lugares de la ciudad imaginaria donde viven los Simpson, pero no “son” dichos lugares.