Dos años más tarde, y tras despedirse de la afición Schalke 04 el pasado fin de semana en honor de multitudes, y con un gran homenaje a sus espaldas, ha vuelto a la memoria de muchos las circunstancias que obligaron al delantero madrileño a abandonar la casa blanca y las formas que el club utilizo para despedir al mito.

La salida de Raúl González Blanco sigue trayendo mucha cola. Pese a abandonar el Real Madrid hace dos cursos futbolísticos, su salida del Schalke 04 ha evidenciado las maneras que el Real Madrid tuvo de despedirle, pero según ha informado El Confidencial, fue el propio futbolista el que se negó a recibir algún tipo de homenaje del club blanco.

Muchos madridistas guardan una espinita por la salida de Raúl, y la verdad es que el Real Madrid ha intentado remediar su mala salida de la casa blanca con un amistoso con el Schalke 04, el cual fue invitado al trofeo Bernabéu, pero el cual no pudo asistir por tener que participar en la previa de la Champions League.

Así, en Madrid aguardan al adiós definitivo de Raúl al fútbol para hacerle el homenaje que se merece. El ex madridista maneja importantes ofertas de Qatar, Estados Unidos e incluso de Rusia, pero parece que la opción que más le atrae es la de el Al Ahly qatarí que le ofrece 9 millones de euros por temporada con un contrato de cuatro años.

Tras este último paso de Raúl en su carrera le Madrid le quiere de vuelta. El club quiere que siga ligado al madridismo y le ofrecerá el homenaje que se le debe y un puesto de renombre en el club, pero para ello habrá que esperar.