El piloto español Pedro Martínez de la Rosa (HRT) ha asegurado que en el Gran Premio de Mónaco, sexta cita del Mundial de Fórmula 1 que se disputa este fin de semana, será "crucial" hacer una buena sesión de calificación y tratar de buscar una "vuelta limpia" para poder llegar con opciones de mejorar durante la carrera. "Como cada año, será crucial en Mónaco hacer una buena calificación y buscar una vuelta limpia el sábado con el súper blando. Pirelli traerá sus dos compuestos más blandos, el súper blando y el blando", aseguró el piloto catalán en su web oficial, además de reconocer que adelantar en el circuito del Principado es el principal reto.
De la Rosa cree que el equipo debe seguir mejorando, pero está en la línea adecuada y la fiabilidad de F112 sigue siendo muy alta. "Siempre es difícil predecir cómo iremos en un circuito tan peculiar, pero esperamos ser más competitivos que en Barcelona ya que en este circuito no hay tantas curvas rápidas. Como en cada carrera hasta la fecha, traeremos pequeñas mejoras aerodinámicas y también alguna mejora en la suspensión", afirmó.
"Mónaco es el circuito más difícil del Mundial porque aunque es muy lento, no te permite ningún error. Es también el más atípico en cuanto a reglajes ya que te exige llevar la máxima carga aerodinámica aunque sea ineficiente y unas suspensiones más blandas de lo normal", añadió.
Sobre las posibles variaciones de la pista, De la Rosa espera que contribuyan a la seguridad de la pista. "Este año se ha intentado sacar el bache en la frenada de la chicane, además de darle más escapatoria a esta zona. Espero que sea así porque es una de sus zonas más peligrosas", manifestó.
De la Rosa ha competido en Mónaco a mandos de tres monoplazas distintos: Arrows (1999 y 2000), Jaguar (2001 y 2002) y Sauber (2012). Su mejor resultado fue en 2002, obteniendo una décima posición; no pudo completar el resto de carreras.