El Parlamento español ha aprobado la privatización de las televisiones autonómicas
, en caso de que estos canales sigan siendo tan deficitarios como siempre.


El proyecto sale del Congreso para ser tramitado por vía de urgencia. Las enmiendas de PSOE, Izquierda Plural, UPyD, ERC y BNG han sido rechazadas, y las cadenas autonómicas ya pueden ser privatizadas, una vieja reivindicación de algunos de los líderes regionales del Partido Popular.

Para sacar adelante esta medida se ha modificado la Ley General de Comunicación Audiovisual de manera que ahora los entes públicos autonómicos dispondrán de un techo de gasto que no podrán superar. José Manuel Soria, Ministro de Industria, ha defendido la medida afirmando que quiere que sean los Gobiernos autonómicos quienes tomen las decisiones sobre qué hacer con sus cadenas públicas autonómicas.

En respuesta a esta decisión, algunas autonomías, como el País Vasco, ya han asegurado que sus televisiones seguirán siendo públicas, mientras que otras ya han afirmado que las privatizarán.