Tenemos dudas sobre la alineación, pero intentaremos poner a los mejores. Malo sería no dudar ante jugadores tan buenos como los que tenemos. Y esas dudas no son de ahora. Pero no me va a dar un ataque de entrenador”, dijo Vicente del Bosque en la rueda de prensa previa al partido ante Francia, con un puesto en semifinales en juego. “Estamos con el optimismo justo y moderado, aunque tenemos un rival de gran calidad enfrente. Una de las opciones es hacer jugar a Cesc. Lo puede hacer bien en cualquier sitio. Actuaremos con naturalidad”, dijo
"Somos una Selección bastante estable, que no da tumbos", explicó el seleccionador cuando se le preguntó por el punto fuerte de su equipo. Sobre Benzema, dijo: "Ha hecho una excelente temporada con el Madrid. Se mueve bien fuera, pero llega al remate y es muy preciso en los tiros". También alabó a Cabayé: "Es un hombre importante para ellos. Llega muy bien. Nos tachan todos de favoritos porque somos campeones pero también hay unos antecedentes en los que Francia siempre es mejor en partidos oficiales. Esperemos poder con la historia y que pese nuestra fuerza en el presente.
De la Francia que espera, dijo: "No creo que se repliegue y esté a merced de nuestra iniciativa. Espero un partido de alternativas. .Ojala se desarrolle el partido como dicen ellos. Sólo ha afeado su imagen el partido ante Suecia. Es un equipo muy bueno".
De los problemas en el vestuario galo, comentó: "No creo que haya una convivencia idílica, aunque nosotros no nos podemos quejar pese a que tenemos algunos jugadores un poco marginados. Yo creo que las discusiones que han tenido, sin existieron, pueden convertirse en un estímulo".
Del estado de ánimo de España, dijo: "La rutina nos ha ido bien, pero creo que llegamos al partido en un buen momento". También habló de las críticas: "Yo miro hacia adelante, sin entrar en el pasado porque no conduce a nada. Esto es fútbol, es decir, debate permanente y malo sería que no existiera. No estoy molesto con nadie".