Sigue vigente la acusación por complicidad al magnate de la Fórmula 1
Bernie Ecclestone ha negado que no vaya a asistir al Gran Premio de Alemania por peligro de arresto en el caso Gribkowsky. El periódico Bild ha informado que Ecclestone podría ser arrestado por un presunto caso de cohecho después de que el exbanquero de la Fórmula 1, Gerhard Gribkowsky, fuera juzgado y encarcelado por extorsionar y recibir sobornos de Ecclestone.

Sin embargo, el británico hace caso omiso de las críticas y defiende su inocencia: "Lo único que he hecho mal ha sido pagarle personalmente diez millones de libras", dijo Ecclestone a la revista Focus. "Sólo le pagué ese dinero a Gribkowsky porque me estaba amenazando con causar problemas en ciertos asuntos fiscales". Sin embargo, la Corte de Múnich ha descrito el caso de Bernie Ecclestone como que el británico es la fuerza que mueve la corrupción de Grikowsky. En las consideraciones finales del proceso, los fiscales alemanes calificaron al magnate de “cómplice” y no víctima de extorsión, tal y como defiende el británico. El juez Peter Noll señaló: "En este proceso asumimos que la fuerza impulsora fue el señor Ecclestone".

Así las cosas, Bernie Ecclestone ha confirmado que no tiene miedo y que viajará al Gran Premio de Alemania, que se disputará del 20 al 22 de julio en el circuito de Hockenheim, como todos los años: "Claro que voy a Hockenheim", ha declarado.

Mientras tanto, las personas del entorno del jefe de la Fórmula 1 defienden al magnate: "La actitud de los fiscales ha sido muy dura en el último par de días", señala una persona cercana a Ecclestone al Financial Times.

También se ha sugerido que si finalmente Bernie Ecclestone es condenado, CVC le apartaría de su cargo de Jefe Ejecutivo de la Fórmula 1.

Mientras que CVC no se ha expresado con respecto a esta información, Ecclestone comenta: "lo que tendríamos que hacer es esperar y ver, ¿no?".
Por Nacho Salceda