La valenciana apostaría por una categoría femenina, pero reconoce que aún son pocas
Después de conseguir su mejor resultado desde que llegó a la GP3, Carmen Jordá (Alcoy, 1989) . La alicantina sólo tiene un objetivo en la cabeza: crecer y ser la siguiente mujer española en llegar a la Fórmula 1. Unos días antes del desgraciado accidente de María de Villota, piloto probadora del equipo Marussia de F1, Jordá nos contaba el gran mérito que conlleva ser una de las pocas mujeres que se atreve con uno de los deportes más exigentes del panorama.

Carmen no cree que una mala actuación en la GP3 cierre puertas, pero sí ve indispensable una implicación completa para que logre continuar su camino en los monoplazas: "Hay muy pocas mujeres y las que se dedican a esto tienen que estar al 100%, si no es muy difícil estar aquí. A partir de ahí, Bernie quiere a una mujer, va a buscar a una y en eso está, mi objetivo es ser esa mujer".

Una alternativa para que la diferencia entre hombres y mujeres en monoplazas no fuese tan grande, sería crear competiciones paralelas para cada sexo: "Eso sería genial, pero el problema es que no hay suficientes mujeres. ¿Por qué crees que están tan valoradas las que hay? Porque no hay muchas, es un deporte de riesgo y… o naces con la gasolina en las venas o es muy difícil que te guste esto. Es muy duro y la competitividad es brutal", explica.

Hablamos de las claves en su entrenamiento para intentar estar en igualdad con sus compañeros/rivales masculinos: "Una mujer se tiene que entrenar más que un hombre ya que por naturaleza un hombre está más capacitado físicamente. Necesitas entrenar reflejos, flexibilidad… acercarte lo máximo posible a lo que hacen los chicos. Yo estoy mejorando en cada carrera en estos aspectos porque estoy trabajando muy duro". Una parte importante de esta rutina es el karting, donde ya el miércoles previo al GP de Europa dio un repaso a algunos periodistas en una carrera, entre ellos nuestro redactor jefe de F1, Cristóbal Rosaleny: "La verdad que el nivel no era muy elevado (risas). Ahora en serio, el kart es muy importante. Todos los pilotos intentamos ir siempre a los karts para medirnos y mejorar todo lo que podamos".

Pedro de la Rosa defendió durante una entrevista en el programa Vuelta Rápida que muchas mujeres de las que están en competición ahora mismo ya pondrían en muchas dificultades a algunos chicos, y dejó claro que perfectamente pueden estar preparadas para la F1. Sin embargo también apuntó que, tal vez irremediablemente, la cuestión física es el gran hándicap y en las carreras es un aspecto clave que marca la diferencia en las últimas vueltas. La española no considera inalcanzable alcanzar ese nivel óptimo de forma: "Si te entrenas como un hombre, creo que podemos estar al mismo nivel", afirma. "Ahora mismo ese tema está en interrogante porque nadie lo ha probado. Entonces te preguntas ‘¿puede estar una mujer al mismo nivel que un hombre?’ Yo creo que sí y en ello estoy, ¿por qué voy a pensar lo contrario?", sentencia.

Carmen sigue al detalle el Mundial de F1 este año y le consultamos quiénes son sus favoritos para luchar por el campeonato. Se mojó, aunque tras un largo silencio: "¡Uf! Este año lo mejor del mundial es que todo está súper igualado, con 6-7 pilotos a veces en la misma décima, eso es alucinante y ahí se nota que hay una igualdad increíble. ¿Mis favoritos?: Vettel, Hamilton y Alonso".

Gran parte de culpa de esta igualdad entre pilotos y monoplazas viene por los Pirelli de 2012, algo que también está viviendo ella en la GP3. Las opiniones son diversas, unos creen que la incertidumbre hasta el final de las carreras es buena y otros no tanto. Para Carmen no hay duda: "Sí. Cuanta más igualdad haya y más cerca estemos unos de otros es muchísimo mejor, porque nunca hay un favorito claro. Eso es bueno para la competición y para los espectadores, que también se interesan mucho más y, al fin y al cabo, nos debemos a ellos".

El camino de la joven alcoyana, se ha comparado inevitablemente con el de María de Villota. Ambas persiguen el sueño de ser piloto de Fórmula 1 y María ya está en la órbita del equipo Marussia. Por otro lado, el camino lógico es el que está siguiendo Carmen y no se cambiaría por la madrileña. "Yo creo que el camino a la F1 pasa por correr antes en los otros campeonatos. Es como el que quiere llegar a MotoGP y la prueba directamente sin pasar antes por las categorías previas. Para mí no tiene sentido aunque cada uno toma sus propias decisiones. De todas formas María está en otra fase, ella tiene unos 9 años más que yo, pero hay que correr, de lo contrario no tiene sentido". Además, Jordá no se marca plazos, no quiere ir con prisa: "Estoy en el campeonato perfecto, en la edad perfecta y si maduro bien aquí, ese momento llegará, no sé cuándo, pero lo hará".

Carmen se fue de Valencia con la práctica seguridad de que no volverá a correr en el trazado urbano hasta 2014, pero con muy buenas sensaciones: "Desde la organización del GP creo que están haciendo lo imposible por mantener la carrera. Creo que es bueno para la F1 porque en España hay muchos seguidores y, además, un evento internacional como éste es un gran escaparate también para nosotros, así que espero que se consiga", explica.

Por último, Carmen conoce de primera mano como se viven las carreras en América y es sabido por todos el sueño de Ecclestone por hacer triunfar allí este deporte. ¿La clave? Adaptarla a los gustos del otro lado del charco. "Allí buscan mucho el espectáculo. Aquí son más ‘profesionales’, prima mucho más la tecnología, es otro concepto totalmente distinto. Aunque también está claro que si Bernie quiere eso, igual que ha construido él solito todo este imperio, acabará por conseguirlo sea como sea", termina Jordá.
Por Andrés Méndez (@A_MendezA)