MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) propone desregular el precio de la cuota de abono de Telefónica, actualmente fijado en 13,97 euros mensuales, sin incluir impuestos.

En una nota, la CMT recuerda que hasta ahora era el propio regulador de las telecomunicaciones el que establecía anualmente el precio de la cuota de abono de Telefónica, mientras que el resto de los operadores podían fijar libremente sus tarifas.

Tras un análisis del mercado minorista de acceso a la telefonía fija, los servicios de la CMT han detectado que la situación competitiva "ha mejorado sustancialmente, en particular por la presión de los servicios empaquetados", que han hecho que el 68 por ciento de las líneas de telefonía fija en el sector residencial se contrate conjuntamente con servicios de banda ancha.

Sin embargo, existe un porcentaje todavía significativo de usuarios que solo utilizan el acceso a la red para el servicio telefónico y que, por tanto, no se ven beneficiados por los descuentos del empaquetamiento de servicios. Se trata del perfil de usuario de mayor edad, que es el menos propenso a contratar servicios empaquetados.

En cualquier caso, el servicio universal garantiza que todos los usuarios tengan acceso a la red telefónica fija "con independencia de su localización geográfica, con una calidad determinada y a un precio asequible", recuerda la CMT.

Mientras, Telefónica, como operadora designada para prestar el servicio universal, ha adquirido el compromiso de mantener el precio de la cuota de abono en 2012 y únicamente podrá incrementarlo como máximo en función del IPC hasta 2016. Con anterioridad a esta fecha, la CMT volverá a analizar este mercado y adoptará, en su caso, la medidas regulatorias oportunas.

La cuota de Telefónica en el mercado de acceso a la telefonía fija ha caído hasta el 57,9%, desde el 79,1% que tenía en 2007. En banda ancha, la cuota de Telefónica se sitúa actualmente alrededor del 48%, desde el 56% en 2007.

OBLIGACIONES.

En el análisis de mercado minorista de acceso a la red telefónica fija, la CMT propone, entre otras, mantener varias obligaciones regulatorias, como la de que Telefónica comunique al regulador sus tarifas y promociones previamente a su lanzamiento al mercado.

Junto a esto, la CMT analizará las ofertas de Telefónica para comprobar que no se producen prácticas anticompetitivas relacionadas con estrechamiento de márgenes, empaquetamientos abusivos o cláusulas contractuales abusivas.

El mantenimiento de las obligaciones a las que alude el regulador también afectan a la separación contable y contabilidad de costes, así como a la selección y preselección de operador.

ARMONIZACIÓN EUROPEA.

El regulador entiende que, con esta propuesta, la regulación de precios del mercado de acceso a la red telefónica fija se alinea con la existente en los principales países de la Unión Europea, entre ellos Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Holanda o Suecia.

Su análisis del mercado minorista de acceso a la telefonía fija se someterá a un período de consulta pública de un mes, en el que se recaba la opinión de los agentes del sector y de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC). Posteriormente, la CMT remitirá su proyecto de medida a la Comisión Europea.

El regulador informa además de que el sector empresarial ha quedado excluido de este análisis del mercado y de que la CMT estudiará su situación competitiva por separado.