Ante la posibilidad de que se impongan

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Automovilistas Europeos Asociados (AEA) y la Federación nacional de asociaciones de transporte de España (Fenadismer) han mostrado su total rechazo ante la posible intención del Gobierno de establecer peajes en las autovías españolas para financiar la conservación de las carreteras.

El Gobierno podría estar barajando la posibilidad de establecer el cobro de peajes para los vehículos que circulen por las autovías españolas, con el objetivo de aumentar los ingresos públicos y de garantizar la conservación de la red vial.

Así, el presidente de AEA, Mario Arnaldo, en declaraciones a Europa Press, se mostró "radicalmente en contra" de esta posibilidad, ya que, en su opinión, es "una regresión al pasado", con el derecho de portazgo de la Edad Media.

Igualmente, el presidente de la organización de automovilistas afirmó que la puesta en marcha de estos peajes en autovías tendría un efecto muy negativo para el desarrollo de las comunicaciones y generaría una "insolidaridad" entre los territorios.

Arnaldo, que indicó que este modelo ya se ha implantado sin éxito en Portugal y aseguró que "no es el adecuado", dado que las previsiones de ingresos "nunca se cumplen" y resaltó que no es cierto que el dinero que se obtenga con la medida sea necesario para financiar el mantenimiento de las carreteras.

El máximo responsable de AEA subrayó que el mantenimiento de las autovías tiene un coste anual de unos 1.800 millones de euros, y recordó que los automovilistas pagan cada año en impuestos 25.000 millones de euros.

"NO ES EL MOMENTO".

Por su parte, el presidente de Fenadismer, Julio Villaescusa, también en declaraciones a Europa Press, indicó que actualmente "no es el momento adecuado" para el establecimiento de los peajes en las autovías españolas.

Villaescusa indicó que en el momento y la situación "tan precaria" por el que están atravesando los transportistas, cualquier incremento de los costes, que es lo que se está preparando, es un factor que puede tener consecuencias negativas para todo el sector.

Así, subrayó que desde su asociación no se entendería que se incrementara el gasto de un sector de la importancia del transporte para la economía española, en la actual situación de crisis por la que está atravesando.

Fenadismer recuerda que desde el inicio de la crisis han cesado en la actividad más de 19.000 empresas de transporte, por lo que considera "imprescindible" que el Gobierno español ponga en marcha medidas de protección que impidan la desaparición del actual tejido empresarial del sector.