A partir de ahora los complementos siempre deberán pedir permiso antes de ser instalados en el navegador de Mozilla.




18/07/2012 - La personalización de Firefox a través de addons ha sido desde siempre una de las características más importantes de este navegador de código abierto y una de los principales reclamos frente a la comunidad de usuarios.

Pese a las ventajas de poder configurar un navegador a la medida de nuestras necesidades algunos problemas han llevado a Mozilla a incrementar las medidas dirigidas a que esta personalización se lleve a cabo solo con el explicito consentimiento del usuario.

El año pasado se introdujo una nueva característica de Firefox para asegurarse de que la implementación de complementos en Firefox por parte de terceros sólo se activa si el usuario está de acuerdo. Esto significa que a los usuarios se les empezó a pedir si deseaban instalar un add-on por su propio instalador de software, así como por el Firefox, estos clics adicionales trataban de garantizar que el usuario entiende las modificaciones que se aplican a Firefox.

No obstante lo anterior y pese a que Mozilla dejó claro que el diálogo de instalación de complementos en Firefox no es opcional y debe ser mostrado cada vez que se instala un nuevo complemento desde fuera de Firefox, muchos desarrolladores no respetaron la pauta. Es por ello que ahora se ha decidido la deshabilitación remota de los complementos que no respeten la obligatoriedad de mostrar el diálogo de instalación de complementos en Firefox.

Pese a los beneficios relacionados con la experiencia de usuario de Firefox (ojo! con la deshabilitación automática de complementos de seguridad), está por ver la reacción de la comunidad de desarrolladores de add-ons del navegador de Mozilla.