Un chaparrón repentino 'estropea' la sesión cuando los pilotos se planteaban montar los slicks
Pastor Maldonado ha logrado el mejor tiempo de una atípica y nada indicativa segunda sesión de entrenamientos libres para el Gran Premio de Alemania. La tanda ha arrancado con la pista empapada y las reticencias de los pilotos por salir a marcar un crono. A medida que la pista se ha secado, los registros han bajado hasta el 1'27"476 del venezolano de Williams, equipado con neumáticos intermedios. Lejos ha quedado el 1'16"595 de Jenson Button en la tanda matinal, imposible de igualar por el repentino retorno de la lluvia cuando algunos pilotos se planteaban montar 'slicks'. La sesión ha concluido con una bandera roja protagonizada por un aparatoso accidente de Michael Schumacher en la curva Sachs, afortunadamente sin consecuencias para el veterano alemán.

La primera sesión de pruebas en Hockenheim ya había resultado difícil de interpretar por el 'efecto incertidumbre' de la lluvia, pero lo de esta tarde ha elevado el listón todavía más. Esta vez, un tremendo chaparrón ha encharcado el circuito justo en el momento que empezaba la sesión, así que los pilotos han decidido permanecer en boxes mientras la gravedad y la capacidad de drenaje de la pista empezaba a poner un poco de orden a la situación. Un cuarto de hora después, los primeros valientes han empezado a rodar con los neumáticos de agua extrema. No es casualidad: quizá mañana también llueva según las previsiones, así que tener una buena puesta a punto sobre mojado puede devenir la clave de la calificación.
Por Cristóbal Rosaleny