Para "exigir un verdadero cambio en la gestión del país"

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La 'Marcha de los 40 millones', compuesta por la 'Marcha de Parados', la 'Marcha popular indignada' y la 'Marcha por la dignidad', llegan este sábado a la capital madrileña para "exigir un verdadero cambio en la gestión político-administrativa, económica y social del país".

La 'Marcha popular indignada' salió de Cádiz el 20 de junio, de Málaga el 22 de junio y de Sevilla el 27 de junio, mientras que la 'Marcha por la dignidad', salió de Barcelona el 18 de junio.

La columna noroeste de la 'Marcha de Parados', compuesta por 60 personas, partió desde Asturias el pasado 26 de junio y desde Salamanca el 10 de julio. Todas las marchas, procedentes de Galicia, Asturias, León, Salamanca, Burgos, Valladolid y Palencia, se unieron en Villacastín (Segovia), hace dos días.

Además de la columna noroeste, la 'Marcha de los Parados' cuenta con la columna este que, según el blog Todos a Madrid | Marcha a Madrid por el empleo, partió de la Comunidad Valenciana y pasó por Albacete, aunque no se facilitan las fechas en las que partieron.

Las marchas tienen por objetivo pedir que el dinero que se recaude sea destinado a fomentar el empleo y "no a inyectarlo directamente a los bancos", pues, según afirman, "no es responsabilidad [de la ciudadanía] que los bancos no hayan sido bien gestionados". Además, el movimiento indica que muchos de los desempleados eran empresarios y el Gobierno "no ha venido en su auxilio".

ACCIONES PREVISTAS

Esta iniciativa, promovida por el 15-M, tiene previsto realizar, a las 10.00 horas de la mañana, diversas concentraciones en los distintos ministerios. A las 13.00 horas se prevé un encuentro de los diversos grupos de protesta en el Paseo del Prado, frente al Museo del Prado, donde después, en sus jardines, se organizará una 'Comida Popular' en la que los grupos de protesta se reunirán con las marchas.

Por la tarde, a las 18.30 horas habrá una manifestación desde el Museo del Paseo del Prado hasta la Puerta del Sol, pasando por Cibeles. Cuando los manifestantes lleguen a Sol, se prevé la celebración de una 'Macro-Asamblea' con el objetivo de "decidir las siguientes acciones a realizar".

La manifestación se celebrará bajo dos lemas: "¡No somos números ni excusas, somos parte de la solución!" y "Pondremos fin a su estafa cuando se cree empleo y se recorten los privilegios de los ricos."