La redacción de nuevas directivas técnicas podría aclarar el artículo 5.5.3
Red Bull y la utilización del par motor de su RB8 con funciones aerodinámicas han sido los protagonistas de la mañana. El delegado técnico de la Federación Internacional de Automovilismo, Jo Bauer, ha detectado una anomalía en la entrega de par motor de los coches de Sebastian Vettel y Mark Webber, que entraba en contradicción con el artículo 5.5.3 del reglamento técnico, donde se especifica que el par motor debe crecer de forma lineal y paralela al recorrido del acelerador, una medida que pretende evitar mapas electrónicos de motor complejos, por los que se desvíe una parte de las capacidades del motor a generar algo más que giro en las ruedas.

La reunión que los comisarios han mantenido con un representante de Red Bull y otro de Renault ha servido para descubrir que el equipo de la bebida energética ha aprovechado un vacío legal generado por una redacción poco concreta del citado artículo 5.5.3. Sin embargo, y para evitar que otros equipos tomen el mismo camino que Red Bull, el Grupo Técnico de Trabajo podría decidir la redacción de nuevas directivas técnicas que 'cierren' ese hueco que no describe el articulado del reglamento. Christian Horner, el jefe del equipo Red Bull, es el primero en reconocer esta posibilidad: "Estoy seguro de que habrá debate sobre el tema. Convenientemente, hay una reunión del grupo técnico de trabajo mañana y esto sin duda estará en la agenda", ha dicho en declaraciones a Autosport. "Las normas están claras, así que podría haber nuevas directivas técnicas que estén diseñadas para intentar clarificar todavía más esas reglas".

Sin embargo, Horner ha defendido la estricta legalidad de sus monoplazas que, efectivamente, han obtenido la bendición de los comisarios cuando se han cerciorado de que, aunque conculca el espíritu de la norma, cumple perfectamente con su actual redacción: "No hay una cláusula en el reglamento que se refiera al espíritu del reglamento", ha dicho Horner. "La normativa es tajante, o está dentro o está fuera. No puede estar un poquito dentro o un poquito fuera", ha añadido.

Hasta la reunión del Grupo Técnico de Trabajo de la FIA en Londres, los mapas de motor de Red Bull cuyo efecto aerodinámico nos aventuramos a describir aquí son conformes a la normativa, contra las pesquisas de un Jo Bauer que tal vez haya querido lanzar un mensaje informativo al resto de equipos con su comunicado matinal: "Renault explicó su caso muy claramente y los comisarios escucharon el discurso y observaron todas las evidencias, no sólo de esta carrera sino también de todas las carreras de este año, y decidieron que el coche cumplía las reglas plenamente", concluyó Horner.
Por Cristóbal Rosaleny