El inglés no temía ser arrestado
El pasado fin de semana en Alemania Ecclestone no presenció la carrera en Hockenheim. Las malas lenguas aseguraron que era para evitar ser arrestado por el caso de extorsión del banquero Gerhard Gribkowsky, pero el propio Ecclestone ha querido dejar claro que no tiene ningún miedo a ser encarcelado

Bernie Ecclestone excusó su ausencia en el Gran Premio de Alemania por diversos problemas de negocios y familiares: "Tuve una reunión en Londres con la gente del Comité Olímpico, y también sobre la televisión en Norteamérica", aseguró al periódico alemán Bild. "No pude llevármelos a Hockenheim".

"Nadie me ha dicho que me vayan a arrestar", afirmó el jefe ejecutivo de la Fórmula 1, de 81 años de edad. "Supongo que las autoridades alemanes me habrían dicho algo antes. Probablemente actuarán de manera diferente si alguien ha cometido un asesinato o si es un terrorista".

Ecclestone no quiso dar excesivos detalles sobre los motivos que lo mantuvieron alejado del Hockenheimring. "Mi hija Tamara tuvo algunos problemas personales y tuve que ayudarla; pero no quiero hablar mucho de ellos", dijo Ecclestone.

Por lo tanto, Alemania no asusta a Bernie. Cuando se le preguntó cuándo será su próximo viaje a tierras germanas, responde: "No estoy seguro cuándo, pero podría ser muy pronto. Quiero reunirme con la gente de Nürburgring. Quiero ver si podemos ayudarlos".
Por Héctor Campos