Mediaset España ha logrado, en esta primera mitad del año, un balance libre de deuda y una posición financiera neta positiva de 19,55 millones de euros, además de dominar en audiencias.



Mediaset España ha cerrado el semestre con unos ingresos netos de 474,01 millones de euros. El resultado bruto de explotación (EBITDA ajustado) ha sido de 41,28 millones de euros y el resultado neto de explotación (EBIT) ha ascendido a 32,03 millones de euros.


La emisión de la Eurocopa, el Mundial de Motociclismo, Roland Garros, los contenidos de los nuevos canales Divinity y Energy y grandes formatos, como ”Gran Hermano”, durante los primeros seis meses del año apenas han afectado a los costes operativos, que se incrementan tan sólo un 3,8% respecto al primer semestre de 2011.


El liderazgo de Publiespaña ha vuelto a quedar de manifiesto al incrementar en 2,1 puntos su cuota de mercado respecto al mismo periodo en 2011 hasta el 45,4% y obtener así unos ingresos brutos de 478,47 millones de euros, a pesar de la fuerte caída generalizada de la inversión publicitaria, según un comunicado oficial de la empresa.


Mediaset España ha consolidado su hegemonía en las audiencias, en los primeros seis meses del año, con un 28% de share y un 30,6% de cuota de pantalla en target comercial, lo que significa un incremento respecto al primer semestre de 2011.


El liderazgo creciente en las audiencias de los canales del grupo, la eficiente gestión publicitaria llevada a cabo por Publiespaña en uno de los más difíciles contextos económicos que se recuerdan y la, una vez más, estricta política de contención de costes de la compañía han permitido a Mediaset España cerrar el primer semestre del año con unos ingresos netos de 474,01 millones de euros y un beneficio neto de 37,64 millones de euros.


Este beneficio neto supone un margen sobre los ingresos totales del 7,9%, pero aislando el impacto neto de las amortizaciones de intangibles el resultado neto ajustado mejora hasta los 45,24 millones de euros (9,5% de margen sobre ingresos netos). Estas amortizaciones de intangibles corresponden a Cuatro y Digital+ y se derivan de la asignación definitiva del precio de adquisición de activos y pasivos de estas sociedades.


La drástica caída del mercado publicitario -aquejado por la coyuntura de incertidumbre económica mundial, la debilidad de los mercados, las estrictas medidas de recorte de gasto público y el incremento de impuestos-, y las inversiones realizadas para la emisión de eventos como la Eurocopa de Fútbol, el Mundial de Motociclismo, Roland Garrós y ”Gran Hermano”, entre otros, no han impedido a Mediaset España cerrar el primer semestre de 2012 con un resultado bruto de explotación (EBITDA ajustado) de 41,28 millones de euros y un resultado neto de explotación (EBIT) de 32,03 millones de euros, lo que representa unos márgenes operativos del 8,7% y el 6,8%, respectivamente.


En relación a los costes operativos, han ascendido en los primeros seis meses del año a un total de 441,98 millones de euros, un 3,8% de incremento respecto al primer semestre de 2011 debido, principalmente, al impacto de los derechos deportivos antes mencionados y de los contenidos para Divinity y Energy, los dos nuevos canales del grupo.


La difícil situación macroeconómica en Europa y especialmente en España ha llevado a la compañía a mantener una posición conservadora con una distribución del 50% del pay-out sobre el beneficio neto de 2011, lo que le ha permitido mantener un balance libre de deuda y una posición financiera neta positiva al cierre del semestre de 19,55 millones de euros, un activo de gran valor para el grupo, inusitado en el actual entorno económico.


Respecto a las cadenas principales del grupo, Telecinco ha vuelto a ser la cadena más vista tanto en total día (14,2%) como en prime time (14,9%) con 2 y 3,9 puntos de ventaja sobre Antena 3, mientras que Cuatro (6,1%) ha ganado a La Sexta todos los meses del año hasta alcanzar un 6,1% de cuota de pantalla en el semestre, 1,4 puntos por delante de su competidor inmediato (4,7%). Ambas cadenas se han impuesto a sus respectivos rivales en target comercial de total día (14% y 7,6%) y de prime time (14,7% y 7%).


En cuanto al conjunto de canales temáticos del grupo -Factoría de Ficción (2,7%), La Siete (1,5%), Divinity (1,3%), Energy (0,7%) y Boing (1,5%)-, todos crecen o mantienen sus resultados del primer semestre de 2011 e incrementan su share en el target comercial. En el caso de Divinity, Energy y Boing, destacan además los incrementos que registran en sus respectivos core targets: mujeres de 16-44 años en el caso de Divinity (2,6%), hombres de 25-44 años en el caso de Energy (1,7%) y niños de 4-12 años en el de Boing (10,9%).