El estadounidense comenzó muy fuerte, en tiempo de récord del mundo, pero se fue relajando en los últimos 200 metros, ralentizando el ritmo de la serie
El nadador estadounidense Michael Phelps se ha clasificado para la final de 400 estilos de los Juegos Olímpicos de Londres, después de haber conseguido el octavo mejor tiempo de las series, mientras que el húngaro Laszlo Cseh se ha quedado fuera por sólo siete centésimas. Phelps y Cseh nadaban en la cuarta serie de las eliminatorias y casi firmaron un pacto de no agresión que acabaron pagando. El estadounidense comenzó muy fuerte, en tiempo de récord del mundo, pero se fue relajando en los últimos 200 metros, ralentizando el ritmo de la serie.


El estadounidense realizó un tiempo de 4:13.84, mientras que Cseh se quedó a siete centésimas de Phelps, por lo que tendrá que ver la final por televisión. Mejor tiempo fue el de otro de los favoritos, el estadounidense Ryan Lochte, que nadaba en la última serie y paró el crono con un tiempo de 4:12.24.
Lochte comenzó, al igual que Phelps, con mucha intensidad su serie y se relajó en la fase final, hasta el punto de que el sudafricano Chad Le Clos le arrebató la primera posición de la serie, relegando al ameicano a la calle tres en la final.
El mejor tiempo de las series lo realizó el japonés Kosuke Hagino,que hizo un crono de 4:10.01, marcando un nuevo récord de Asia. Sin embargo, el nipón no debería ser un obstáculo en la final para los americanos, que se disputarán las medallas.