El presidente de la Fundación Real Betis, Rafael Gordillo, ha reconocido hoy que el Betis negocia con el centrocampista nigeriano Nosakhare Igiebor 'Nosa', del Hapoel de Tel-Aviv, al que ha considerado "un buen jugador", pero ha rehusado "hablar más del asunto porque igual así se encarece el producto".


Nosa, por el que según informaciones aparecidas en la prensa israelí el Betis pagará 1,2 millones de euros, sería el sustituto del brasileño Iriney Santos, recién fichado por el Granada y a quien Gordillo ha deseado "mucha suerte" en su nueva andadura."Iriney ha sido un jugador muy importante y muy querido por nosotros. No sigue y como profesional se marchó al Granada. Pensó que salir era lo mejor. Le habrán pagado más, le han firmado tres años. Esto es el fútbol, los jugadores van y vienen", ha añadido.Además, el exfutbolista internacional ha confirmado que "el Celta quiere" fichar al delantero Jonathan Pereira, que, para él, "es un jugador como la copa de un pino, y la salida de un jugador así nunca es beneficiosa deportivamente, pero ya se verá qué sucede cuando acaben las negociaciones", según ha indicado.Rafael Gordillo ha participado hoy junto al rector de la Universidad sevillana Pablo de Olavide, Vicente Guzmán, en la firma de dos convenios de colaboración en proyectos de carácter deportivo, social, cultural, técnico, científico, formativo e investigador entre el club verdiblanco y esa institución docente.El dirigente bético ha asegurado que "es un día feliz para el Real Betis y su Fundación", pues "gracias a la Pablo de Olavide algunos proyectos muy importantes para el desarrollo de la cantera se podrán realizar".Por su parte, Guzmán ha coincidido en que "también es un día feliz para la Universidad Pablo de Olavide", que "con sumo gusto" cederá sus "instalaciones a la Fundación Real Betis" en lo que supone "el inicio de una colaboración muy estrecha, por el bien de la sociedad, entre ambas entidades".