Fin del sueño olímpico. Pablo Abián caía eliminado este martes tras de perder su encuentro ante el indonesio Taufik Hidayat en dos sets. El aragonés saboreaba el triunfo en el partido inaugural para convertirse en el primer español en ganar un choque de bádminton en categoría masculina en unos Juegos. El checo Petr Koukal fue su víctima.

Zaragoza.- Por la puerta grande. Así se despedía Pablo Abián de los Juegos de Londres tras perder en dos sets su segundo partido del torneo ante el indonesio Taufik Hidayat. Sin embargo, el aragonés hizo historia después de convertirse en el primer español en vencer en un encuentro de bádminton en categoría masculina en unas olimpiadas.Además, el bilbilitano ha rozado la gesta también en el segundo duelo. Abián ha sido capaz de plantar cara a Taufik Hidayat, que terminaba imponiéndose en dos sets. En la primera manga, el deportista español pudo adelantarse, pero era su rival el que decantaba la balanza a su favor con el tanteador reflejando un igualado 22-20.Ya en el segundo set, el aragonés sufría el poderío del jugador indonesio y cedía para caer derrotado por 21-11. El de Calatayud reconocía la superioridad de su rival asegurando que “es muy complicado jugar contra Taufik porque tiene un gran repertorio y juega con mucha precisión a la líneas”.Pablo Abián llegaba a disfrutar de un punto de set en la primera manga, pero finalmente no lograba materializar la oportunidad. Sin embargo, la hazaña ya estaba consumada. En el primer partido de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el aragonés escribía su nombre con letras de oro en la historia de este deporte.Y es que ser el primer jugador español de bádminton en categoría masculina en ganar un partido de este deporte en un torneo olímpico otorga al bilbilitano especial mención. Su victoria ante el checo Petr Koukal se convertía en una proeza. Un triunfo con el que volverá a casa, consciente de la gran ocasión que ha tenido de continuar el sueño. Sabor más dulce que agrio para el de Calatayud.