Ningún recurso judicial parece el último. Después de que el TAS tumbara el procedimiento escogido por la Federación Española e Atletismo para dejar al atleta de 3.000 obstáculos Ángel Mullera fuera de los Juegos por los correos que le hacían sospechoso de dopaje, el Consejo Superior de Deportes (CSD) y el Comité Olímpico Español (COE) no se dieron por vencidos.
El CSD presentó este miércoles nuevos indicios contra el atleta y consiguió una nueva reunión urgente hoy mismo, cuando el atleta tiene planeado viajar a Londres, del comité de competición de la Federación. "Intentamos entre todos mejorar la imagen del deporte español", decía esta misma mañana Alejandro Blanco, presidente del COE, que preveía una decisión en las próximas horas, probablemente antes de las seis de la tarde.
"El dopaje no es sólo dar positivo. A veces un deportistas puede no dar, pero la pureza es otra cosa. Con una duda, no puedes estar en los Juegos", ha dicho Blanco para defender su empeño en dejar fuera al corredor, después de recordar su posición en otros casos: "Yo he defendido a Marta Domínguez y Alberto Contador, porque creía en ellos".
La participación en los Juegos de Mullera se encuentra ahora en manos de la Federación, cuyo presidente, José María Odriozola, partidario de que el deportista compita, lleva 72 horas eludiendo tener contacto con el CSD y el COE.
Mullera está anunciado oficialmente para competir en la primera serie de 3.000 obstáculos mañana viernes, a las 14.00 hora española.