Los pilotos se preguntan si es necesario tanto tiempo de descanso

Tras once carreras en sólo cuatro meses, uno de los períodos más ajetreados en la historia de la Fórmula 1, los pilotos afrontan agosto con ganas de descansar. Y podrán hacerlo, pues hasta principios de septiembre no volverá la acción en el mítico trazado belga de Spa-Francorchamps. ¿Qué harán los pilotos hasta entonces? Romain Grosjean lo tiene claro: "Creo que es hora de la luna de miel", asegura el recién casado.



Agosto da una tregua, y no sólo sobre las pistas: la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) exige el cierre estricto de al menos dos semanas de las fábricas de los equipos. Así que quien más y quien menos hace sus planes: "¿Que si tengo muchas ganas de descansar? Sí", asegura a la publicación germana Bild el también alemán y siete veces campeón del mundo, Michael Schumacher. Pero matiza: "¿Siento que urgentemente necesito unas vacaciones? No necesariamente".

¿Demasiadas vacaciones? Nadie consideraría que debería tener menos descanso en su trabajo. ¿O sí? A Nico Hulkenberg, de Force India, cuatro semanas se le antoja demasiado tiempo de inactividad: "Sin duda aprovecharé las vacaciones. Visitaré a mis amigos en Alemania. Pero ¿cuatro semanas? Dos habrían sido suficientes". Timo Glock, de Marussia, tampoco quiere tanto descanso, pero es más solidario para con sus compañeros y no sólo piensa en sí mismo: "Me gustaría ir directamente a Spa, pero creo que las vacaciones son muy buenas para los mecánicos", reconoce.

Lewis Hamilton, de McLaren, está de acuerdo, y piensa en sus colegas y compañeros: "El equipo está viajando sin parar y trabajan increíblemente muchas horas lejos de sus familias. Así que es un tiempo importante para ellos, para relajarse y refrescarse y estar listos para la segunda parte de la temporada, que va a ser la más intensa".

El cierre de catorce días de las fábricas incluye la inactividad de los proveedores de la Fórmula 1, que no podrán hacer ningún trabajo para sus clientes. Incluso está prohibido que el personal de las fábricas tenga acceso a los servidores oficiales de correo electrónico. El único trabajo permitido es prensa, mercadotécnia, logística y mantenimiento de fábrica e instalaciones.

¿Será posible controlar todo este parón?: "Se basa en la confianza", asegura Beat Zehnder, director de Sauber, a Auto Motor und Sport sobre la vigilancia de este período vacacional. "Cuando regresemos a primeros de septiembre a Spa-Francorchamps nos esperan nueve grandes premios más en sólo tres meses".
Por Héctor Campos