El Gobierno de Navarra ha convocado sendos concursos para otorgar dos licencias de televisión digital terrestre (TDT) de ámbito autonómico así como para 20 canales en las cinco demarcaciones de televisión local existentes en la Comunidad Foral, las de Pamplona, Estella, Sangüesa, Tafalla y Tudela.



Las licencias de los dos canales autonómicos y de cinco de los veinte canales locales que ahora se licitan estuvieron gestionadas, respectivamente, por Canal 4 Navarra Digital y Televisión Popular de Navarra entre noviembre de 2010 y el pasado mes de abril, cuando quedaron extinguidas por renuncia a su explotación.


De acuerdo con la Ley General de Comunicación Audiovisual, ha recordado el Ejecutivo foral en un comunicado, el concurso para otorgar las licencias debía convocarse en un plazo máximo de tres meses, motivo por el que ahora se convoca.


En concreto, los dos canales libres del múltiplex autonómico se sacan a concurso por separado y se otorgarán a diferentes licitadores, ya que cada interesado podrá presentar una única oferta. Respecto al ámbito local, el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Local reservó a Navarra cinco múltiplex en las demarcaciones de Pamplona, Estella, Sangüesa, Tafalla y Tudela.


Cada múltiplex, dispone de cuatro canales, y cada uno de los canales, en total veinte, se licita de forma individual. En la anterior convocatoria, solo se presentó Televisión Popular de Navarra.

15 años renovables

De acuerdo con las bases de la convocatoria, las licencias se concederán por un periodo de 15 años renovables. Los adjudicatarios deberán hacerse cargo de los costes que se deriven de la cobertura de sus emisiones, que en el caso de las dos licencias autonómicas debe ser, como mínimo, el 96% de la población de Navarra, y en el de cada una de las locales, el 100% de la población de la demarcación en la que obtengan licencia.


Los criterios establecidos para la selección de las mejores ofertas para las licencias en concurso son objetivos, transparentes, no discriminatorios y proporcionados.


Su finalidad es, según el Ejecutivo, seleccionar ofertas televisivas técnicamente sustentadas, económicamente viables, con proyectos de empresa perdurables y generadores de empleo y con una oferta televisiva realista que, con una base de calidad, combine contenidos propios de Navarra con otros propuestos libremente por los licitadores, y que en su conjunto satisfaga el derecho de los ciudadanos a recibir una comunicación audiovisual enriquecedora y plural.