El dominio de los dos operadores privados, con su familia numerosa de canales, se hace aún más patente ante el retroceso de TVE, un paso atrás agigantado por el recorte de 204 millones de euros en la subvención de este año (a los que se añaden los 50 que perderá en 2013).



Este hachazo ha obligado a TVE a ahorrar en contenidos renunciando a eventos deportivos y a series de gran tirón, como Cuéntame y Águila Roja. “Los recortes del PP han entregado la audiencia de TVE a las privadas de la misma manera que el PSOE les regaló su publicidad”, comenta un experto en medios audiovisuales. De hecho, Telecinco y Antena 3 han conquistado la mayor parte del botín de los anuncios que acaparaba la televisión pública (unos 500 millones de euros).


Así es como TVE se ha convertido en una de las marcas más perjudicadas por la irrupción de la televisión digital terrestre (TDT). La audiencia se ha atomizado y La 1 ha pasado de un claro liderazgo al tercer puesto. Su hermana pequeña, La 2, se ha convertido en una oferta residual, y algunas autonómicas llevan el mismo camino.




La TDT ha generado una multiplicación de canales (donde antes emitía uno ahora caben entre cuatro y seis). Han nacido ofertas temáticas (infantiles, deportivas, de documentales). Muchos de los canales de última generación registran en torno al 1% de la cuota de pantalla. Emisoras de cobertura nacional, como MTV, 24 Horas, 13 TV, Energy, Marca TV e Intereconomía se situaban en una horquilla entre el 0,7% y el 1,1% al cierre de septiembre.


¿Se puede sobrevivir con esta cuota de pantalla en un mercado con la publicidad a la baja? Los pequeños operadores lo tienen más que difícil. Y los grandes han optado por aliarse para rentabilizar mejor un negocio menguante. Telecinco abrió esta vía hace dos años con la integración de Cuatro. Así es como el grupo Mediaset España ha asumido la gestión de siete canales (los dos principales, Telecinco y Cuatro, y los especializados, FDF, La Siete, Divinity, Boing y Energy). En septiembre estas siete ofertas lograron el 28,8% del público. Hace 15 años, la cuota de Telecinco era del 22%.


Antena 3 ha reaccionado sumando ya en septiembre la audiencia de sus cuatro canales (Antena 3, Neox, Nova y Nitro) y los de La Sexta (La Sexta, La Sexta3, y Xplora). En total: el 26,5% (en la temporada 1996-1997, Antena 3 logró el 23%). Además, en régimen de alquiler, este grupo cuenta con GolT, que emite en codificado.


Lo que tampoco ha cambiado son los gustos de los espectadores. La ficción nacional sigue siendo (siempre que no haya fútbol) lo más visto de la televisión. La serie Médico de familia era el programa de producción propia favorito hace tres lustros. Hoy es La que se avecina. Antena 3, que hace 15 años triunfaba con Sorpresa, sorpresa y La casa de los líos tiene ahora su principal activo en las carreras de fórmula 1, que congregan casi cinco millones de aficionados, en el concurso musical Tu cara me suena y las series Imperium y Gran Hotel.


La absorción de La Sexta por parte de Antena 3 se ha llevado a cabo después de que el Gobierno suavizara las condiciones de la Comisión Nacional de la Competencia (CNS). La Sexta amagó en verano con renunciar a la fusión y la operación estuvo al borde de fracaso. Finalmente, el Ejecutivo de Mariano Rajoy aligeró en agosto las condiciones por razones “de interés general” y para mantener “el pluralismo informativo”. Ambas empresas abrieron entonces un proceso para “completar la ejecución mercantil” de la fusión y la “integración plena de sus respectivos negocios y estructuras empresariales”.


La nueva Antena 3 ha integrado en su estructura de mando a directivos de La Sexta. Es, por ejemplo, el caso de su consejero delegado, José Miguel Contreras, que asumirá una de las dos vicepresidencias no ejecutivas de la compañía, en el mismo escalón que Maurizio Carlotti. El peso de la gestión lo llevará Silvio González, consejero delegado de la fusionada. El nuevo accionariado se lo reparten Planeta-D’Agostini (41,7%), RTL (19,2%), Autocartera (7%) y La Sexta (7%), además del 25,1% que opera en Bolsa.


ElPais.com